Dada la sensibilidad con la cual percibimos el mundo, todas las mujeres somos un poco inseguras. Y esta sensibilidad, por la que además nos caracterizamos en ser buenas escuchando y empatizando, nos hace compararnos con todo. Así que es recurrente que vayamos por la vida pensando eso que “nos falta” o lo que “no somos”, ¿cierto?

Hay estudios que aseguran que las mujeres estamos más sometidas a un estrés biofuncional porque la actividad que nuestro cerebro regula en relación a la percepción del tiempo es tres veces mayor a la de los hombres, así nuestra inseguridad crece, ya que analizamos todo lo que nos rodea.

Pero con el crecimiento y la madurez, esa inseguridad también debería evolucionar, aunque no le podemos dejar todo el trabajo al paso del tiempo.

Es importante que podamos trabajar en aquellas cosas que nos ponen inseguras de manera consciente para poder compensarlas. Si somos conscientes de las inseguridades podremos combatirlas y reconciliarnos con nosotras mismas.

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Acá te dejo 10 ejemplos de las inseguridades más comunes que nos aquejan como mujeres.

1. Inseguridad física

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

La alta quiere ser baja, la baja quiere ser alta, todas queremos ser delgadas, o tener el pelo de tal o cual manera, y así suma y sigue. ¿Qué podemos hacer frente a ello? Quizás empezar a ver qué es lo que sí nos gusta de nosotras puede ser un buen comienzo. Podemos intentar cambiar aquello que no nos gusta, pero si no lo logramos, sentirnos orgullosas por lo que ya tenemos puede ayudar.

2. Tener poca experiencia

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

¿A quién no le ha pasado sentirse menos porque no conoce o no sabe algo? Si de verdad hay algo que no sabes manejar, entonces ocúpate de ello y aprende, pero también es importante reconocer cierta preocupaciones sin sentido. Por ejemplo, hay gente que le genera conflicto no haber viajado a Estados Unidos, pero por otra parte, hay quienes ni siquiera conocen su propio país. Todo hay que verlo con perspectiva y empezar a actuar para conseguir esa experiencia que se quiere. Pero recuerda, no saber no te hace peor persona.

3. Estar sola

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Ser incapaz de hacer algo sola no tiene que ver con que eres excesivamente sociable, tiene relación con la inseguridad. Todos somos seres individuales, y por lo mismo, necesitamos de la soledad de vez en cuando para conocernos un poco más. Intenta encontrar una actividad que puedas hacer sola y piérdele el miedo a ese momento, lo vas a agradecer.

4. No ser sociable

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Puede ser que hacerte nuevo amigos o conocer gente te parezca todo un reto y algo que queda sólo para quienes son súper seguras. Eso no es así. Partamos porque tampoco sabes si es que a la persona a la que te vas a acercar es igual de insegura que tú. Desafíate a ti misma e inicia las conversaciones, ¿qué es lo peor que puede pasar?, ¿por qué alguien te rechazaría? ¡Te aseguro que no encontraste motivo!

5. No ganar lo suficiente

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Lo relacionado con la economía es algo que no sólo te puede poner insegura, sino que está relacionado con demasiada incertidumbre. ¿Pero realmente crees que tener menos que el de al lado te hace inferior? Tu valor se basa en todo menos el dinero, además que cuando conoces a alguien no hay cómo saber si eres una millonaria heredera o del promedio. Si tienes lo necesario para vivir y ser feliz, ¿qué importa lo que tenga el de al lado?

6. Celos

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Hay muchas inseguridades que salen a la luz cuando tenemos nuestra primera relación. No porque antes no estuvieran ahí, sino porque estaban escondidas. Los celos, por ejemplo, necesitan de un otro que generalmente nos haga sentir ansiosas, nerviosas o frustradas. Identifica si estas actitudes están motivadas por el otro o si no tienen razón, así podrás resolverlas de mejor forma.

7. Inconformidad con tu cuerpo

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

No es lo mismo preferir el cabello lacio o ganar un par de centímetros, que de verdad tener un trauma con tu cuerpo, sentir repulsión o lastimarlo con hábitos nocivos (como por ejemplo, dejar de comer). Estas son señales de una inseguridad grave que pueden convertirse en trastornos. Piensa en lo que te molesta, trabájalo, y si no puedes ayudarte a superarlo, pide asistencia.

8. Ser soltera

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Muchas inseguridades están asociadas a los prejuicios y estigmas sociales, esta es una se ellas. ¿Alguna vez tu abuela te dijo que si a los 25 no estabas planeando tu boda entonces se te fue el tren? Falso. Estar en una relación es una decisión personal, no te juzgues por no tener novio, tal vez te gustaría, pero no tiene relación con tu valor.

9. Ser mujer

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Muchas mujeres sienten una inseguridad bastante fuerte sólo por ser mujeres. Bueno, no es muy sorprendente considerando en la sociedad que vivimos, donde el colectivo muchas veces se ha encargado de restarle valor al género femenino. Sentirse menos capaces, menos inteligentes, etc, sólo hará que los demás te perciban así, pues todo lo que crees de ti lo reflejas.

10. El futuro

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Sentir inseguridad por el futuro es normal, pero debería ser un estímulo más que un problema. Alguno pasos serán más duros que otro, pero eso no quiere decir que no puedes avanzar. Fortalece tus habilidades y trabaja tus debilidades, de apoco te sentirás más segura para seguir adelante.

¡Sé sincera contigo misma y comienza a cambiar ya! Sólo cuando te des cuenta de tus inseguridades vas a poder ir trabajándolas y, créeme, cada día te sentirás un poco mejor. Ahora tienes tiempo para ti, eres muy joven y aún maleable, aprovecha tu tiempo libre para pedirte perdón y reconciliarte con tus inseguridades.