El ser humano es una especie compleja, algo extraña y altamente sofisticada. Basta con mirar alrededor (o lisa y llanamente a nosotros mismos) para darnos cuenta que las personas somos curiosas y tan elaboradas que poseemos la increíble capacidad de engañarnos los unos a los otros. Pasa a diario y la gran mayoría de las veces no nos damos cuenta. Ahora bien, en lo que respecta a las relaciones amorosas, esto puede tener consecuencias nefastas. ¿Será que es realmente imposible distinguir entre un hombre honesto y uno mentiroso cuando recién comenzamos a conocerlo? Pues, hay personas tan entrenadas en el arte de disfrazarse que podemos pasar meses junto a una de ellas sin percatarnos de sus verdaderas intenciones. Es cierto, las apariencias engañan. Sin embargo, hay algunas señales de alerta que nunca pasan desapercibidas y tenerlas en cuenta puede facilitarte muchísimo las cosas en el inicio de un romance. 

Te las dejamos a continuación.

1. Que tu pareja quiera usar o mirar tu teléfono móvil con inexplicable frecuencia.

loading...

Es señal de entrometimiento. Claro, si es un hecho aislado y hay razones que lo justifiquen, entonces no hay problema. Sin embargo, los teléfonos móviles son personales y todo el mundo sabe eso. Que tu pareja quiera usarlo o saber qué fotos, mensajes o aplicaciones guardas, es una gran bandera roja.

2. Mostrar un interés o disgusto exagerado hacia las personas de las que tú eres amiga.

loading...

El interés desmedido puede ser señal de complacencia y poca autenticidad. El disgusto, en cambio, indica rechazo a generar vínculos y poca motivación por hacerse parte de tu grupo. El equilibrio es perfecto.

3. Preguntar insistentemente por qué demoras en contestar los mensajes o llamadas.

Las personas controladores y dominantes se descubren en el tipo de exigencias que hacen. ¿Por qué no respondiste? ¿Qué estabas haciendo? ¿Dónde te encontrabas?

4. Cambiar o exagerar una historia con respecto a un hecho real, incluso si es algo cotidiano.

loading...

Lo que inicialmente podría parecer algo inocente, muchas veces termina revelando a una persona mentirosa y desleal.

5. Mostrar un interés anormal por saber sobre tus ex parejas.

loading...

Podría ser señal de que estás junto a una persona un tanto… Obsesiva.

6. Pedirte dinero prestado o quejarse por deudas económicas.

loading...

Sinónimo de desorden y desorganización que podría terminar muy, pero muy mal.

7. Hablar mal de sus ex.

loading...

Resulta que todas sus ex parejas están locas. ¿Qué coincidencia no? Pues, el único denominador común es el que las considera locas.

 8. Rehusarse a mostrar el afecto en público.

loading...

Es vital que las parejas de una sola línea. Si contigo es cariños/a cuando están solos, ¿entonces por qué cambiar de actitud en público?

9. Manifestar disgusto por usar preservativos.

Habla de descuido y de poca prevención de riesgo.

10. Poca voluntad por discutir un asunto o problema importante.

Las cosas hay que hablarlas. En toda la relación humana, al comunicación es clave pues asienta las bases para la confianza y la honestidad.

11.  Exigirte que dejes un hábito, hobbie o actividad cualquiera para estar más tiempo junto a él o ella.

loading...

Nuevamente el control, la posesión, y dominación.

12. Pedirte que te mudes a su casa rápidamente u ofrecerte mudarse a la tuya.

loading...

Las cosas con calma. Insistir en apurar las cosas y saltarse las etapas naturales de una relación es fiel reflejo de compulsión.

13. Fallar en compromisos simples e inventar excusas.

loading...

Las personas necesitamos estabilidad y seguridad. Si tu pareja falla reiteradamente a compromisos básicos, es que algo definitivamente anda mal.

14. Desinterés en tu día, tu trabajo, tus amistades, y pasar por alto las cosas que le cuentas.

loading...

Preocuparse por el otro, interesarse en sus actividades y querer informarse sobre cómo él o ella está, es señal de cariño y estabilidad. No hacerlo, por el contrario, es sinónimo de poco afecto.

15. No tener metas propias.

loading...


Los planes en conjunto son geniales, pero los proyectos personales hablan de esfuerzo y autoeficiencia y son vitales en toda relación. A las parejas hay que admirarlas y para ello es clave que tengan sueños, anhelos y que caminen día a día por cumplirlos.

¿Qué opinas al respecto? ¿Hay alguna otra bandera roja que tú conozcas?