¿Te gusta estar con gente, pero a veces llegas a un punto de saturación? ¿Y puedes pasar varios días en soledad disfrutando de ti mismo, hasta que súbitamente quieres salir y conversar con cientos de personas? Quizás seas un extrovertido introvertido: una de esas personas para las que es sumamente establecer relaciones verdaderas, entrando en comunicación con los demás. 

Revisa estas 12 señales que te darán pistas sobre si eres un “extrovertido introvertido”:

1. Tener que hacer “charla de relleno” te incomoda mucho

loading...

Eres de esas personas que necesitan interesarse por la conversación, porque si no lo hacen simplemente pierden el interés. Prefieres hablar de algo revelador o en profundidad en lugar de comentar el clima.

2. Quieres estar rodeado de mucha gente… ¡o de nadie!

loading...

No hay punto medio. O disfrutas estar leyendo un buen libro sola, o quieres ir a un festival o a un lugar con cientos de personas. ¿Equilibrios, para qué?

3. Vives más dentro de tu cabeza que afuera

loading...

De vez en cuando procesas lo que tus ojos ven, pero la mayor parte del tiempo estás dando vueltas en tus pensamientos o en tu imaginación. Y estos pueden ser MUY cambiantes.

4. Tener mucho tiempo para tomar una decisión solo dificulta más la decisión

loading...

¿Qué es lo que realmente quieres hacer? Es tan difícil descifrar si tu alma y tu niño interior están de acuerdo en que prefieres ir X en lugar de Y que mientras más tiempo tengas más comprometida te sentirás con tu decisión, y te costará más tomarla.

5. Estar en un grupo de gente desconocida te pone incómodo

loading...

En lugar de dejarte llevar y conocer a esta gente nueva, tus pensamientos te dicen que en cualquier momento meterás la pata hasta el fondo. Este tipo de situaciones te traen bastante ansiedad, y mientras esperas que pase estarás fantaseando con un grupo de gente conocida que te salve.

6. Disfrutas estar sin nadie más, pero odias sentirte solo

Nadie disfruta el sentimiento de soledad, así que esta descripción hará sentirse identificado a básicamente todo el mundo. Es agradable disfrutar de un momento solo caminando por el centro de tu ciudad o leyendo, pero es abrumador sentir la soledad.

7. Te encanta escuchar

loading...

Cuando alguien tiene tu atención, la tiene DE VERDAD. Ya sea con una opinión interesante o con historias divertidas, cuando te conectas emocionalmente con lo que alguien te está contando te gusta entregarte por completo.

8. Te es difícil mantener tus amistades

loading...

Siempre estás conociendo gente y a veces es difícil encontrar la energía para mantener la conexión con aquellas personas que hace mucho no ves, pero esperas que ellas sepan que no hay malos sentimientos al respecto.

9. Eres muy selectivo respecto a quien dejas entrar a tu vida

loading...

Conoces mucha gente, y por lo mismo no tienes problema en decidir que hay algunas personas que no valen la pena. De vez en cuando aparece alguna persona con quien sientes una conexión más profunda y haces el esfuerzo por mantener su amistad y abrir una puerta a tu vida.

10. Te llevas bien con casi todo el mundo

loading...

Tu grupo de amigo consiste de personas extrovertidas, introvertidas, risueñas, serias, y con todo tipo de opiniones. A veces eres una especie de mediador porque puedes comprender a ambas partes en una discusión.

11. Eres muy flexible

loading...

Como ya hemos dicho, puedes pasarlo igual de bien yendo a un bar y leyendo un libro. Cualquier plan es un buen plan para ti.

12. Tienes altos niveles de empatía

loading...

Como pasas tanto tiempo pensando y analizando tus emociones, se te hace fácil comprender las de los demás y ponerte en su lugar.

¿Crees que eres un “extrovertido introvertido”?