Su nombre es Percy y durante muchos años fue sometido a una práctica que era convencional hasta 2009 en la India: era un oso bailarín. La tortura detrás de esta costumbre era de tal magnitud que el hocico de Percy fue perforado para atravesar allí un aro al que se ataba una cuerda que lo mantenía condenado a un poste. Como si esto no fuera suficiente, todos sus dientes fueron retirados.

loading...

International Animal Rescue

Percy fue rescatado por el equipo de International Animal Rescue (IAR).

loading...

International Animal Rescue

Después fue trasladado a un centro de rescate para osos ubicado en Bannerghatta, India.

loading...

International Animal Rescue

Debido a su maltrato, Percy tenía una actitud tímida y nerviosa.

loading...

International Animal Rescue

Sin embargo, después de que le retiraran el aro empezó su recuperación.

loading...

International Animal Rescue

A pesar de las cicatrices permanentes en su rostro, Percy ha disfrutado de su vida en libertad, como lo describió Lis Key de IAR a The Dodo:

“Solamente las cicatrices en su nariz revelan la historia de su terrible pasado… Sin embargo, como la mayoría de los 350 osos rescatados, Percy ha sido capaz de dejar el trauma del pasado detrás y ahora está viviendo su vida al máximo”.

loading...

International Animal Rescue

Cuando los vehículos transportadores de provisiones se acercan, Percy es uno de los más entusiasmados por recibir un bocado.

Su triste pasado ha quedado atrás para siempre.