En sus primeras dos semanas de nacido, nadie notó nada extraño en esta particular ardilla. Pero, después comenzó a crecerle pelo blanco en vez de gris. Los rehabilitadores del Santuario Antler Rige Wildlife, dijeron que no lo tomaron en cuenta hasta que los hermanos de Filberto comenzaron a ser grises/marrones pero él siguió blanco y cuando reveló el color de sus hijos…descubrieron que esta ardilla sería albina.

El pequeño de 6 ardillas, llamado Filberto, llegó al Santuario ubicado en Estados Unidos, después de que lo encontraran al lado de sus hermanitos, abandonado en un ático.

loading...

Santuario Antler Rige Wildlife

Santuario Antler Rige Wildlife

A todos les sorprendió rápidamente que Filberto fuera “tan blanco”. Los rehabilitadores comenzaron a indagar qué es lo que realmente tenía la pequeña ardilla, llegando a la conclusión que no era ninguna condición, simplemente había resultado ser una ardilla albina, pero aún no lo podían confirmar hasta que en su primer mes abrió por fin los ojos y eran rojos, confirmando lo primero que habían pensado.

loading...

Santuario Antler Rige Wildlife

A pesar de que Filberto es diferente físicamente, actúa como cualquier otra ardilla. Junto a sus hermanos juega a esconder y encontrar los nueces, en correr y subir árboles… simplemente, la vida de una ardilla, en todo su esplendor.

Santuario Antler Rige Wildlife

Cuando todas las ardillas cumplieron 12 semanas de nacidos, el Santuario decidió que era tiempo de liberarlos. Sin embargo, Filberto tuvo que quedarse, ya que al ser albino se le haría más difícil camuflarse y así sería una presa fácil.

loading...

Santuario Antler Rige Wildlife

No se alarmen, el Santuario se aseguró de que Filberto no se quedara solo y dejaron a dos de sus hermanitas: Hanzel y Macadamia. Los tres viven en un gran ambiente donde pueden vivir una normal vida de ardillas. No los perjudican de ninguna manera.

loading...

Santuario Antler Rige Wildlife

Santuario Antler Rige Wildlife

Se sabe que las ardillas albinas son muy extrañas. Según la Universidad de Texas, estas ocurren en 1 caso de 100 mil. Y el único lugar que tiene a más de 150 de ellos es en Illinois, Estados Unidos.

¡Es una ardilla muy, muy tierna!