La comunicación en la pareja es fundamental, sobre todo si pretendemos que exista confianza y una conexión inquebrantable. A veces ponemos demasiada atención en cosas que quizá no son tan importantes y dejamos de lado aquellas que sí son necesarias en una pareja, como esas conversaciones que les permiten conocerse mutuamente, apoyarse o simplemente hacerse reír. Si tienes una pareja y dices amarla, entonces tiene que haber comunicación y, sobre todo, es necesario que tengas, al menos, la mayoría de estas importantes conversaciones. 

1. En la que abundan las risas

Son esas conversaciones que nacen de la nada y que van provocando que ambos rían al unísono. Son esas conversaciones de momentos cómicos o de cosas que dices sólo para hacer reír a tu pareja, a veces de forma natural, y a veces con el estricto propósito de ver sonreír a quien amas.

Estas conversaciones tienden a unir más a la pareja, además de eliminar el estrés diario y hacer que cada uno olvide sus problemas y se concentre solamente en ese momento único y divertido que los hace sonreír.

2. De la noche a la mañana

Es esa charla que tienes cuando no puedes dormir, o cuando tú y tu pareja necesitan conversar. A veces ni siquiera es tan importante, pero hablar en la oscuridad, sólo sintiendo la compañía y la voz del otro los encierra en un momento único lleno de pasión. Casi siempre terminan con algo más allá, o sólo con ambos acurrucándose y acariciándose sin decir nada más. Hasta que amanecen abrazados.

3. Temas sin sentido

Son esas conversaciones absurdas que pueden llegar a tener. Esas en las que hablan sobre temas triviales simplemente porque tienen ganas de hablar sobre aquello. No hay tensión, no hay decisiones, sólo temas que pueden hablar sin necesidad de pensar demasiado y que, naturalmente los puede hacer reír. Desde la forma que tienen las nubes, hasta esas preguntas sin sentido que nacen de la nada. Incluso sobre las películas o libros que han leído.

4. La de apoyo y contención

Es esa charla que tienes con tu pareja cuando está decaída, cuando necesita fuerzas y tú encuentras las palabras justas para hacerle sentir mejor. Aunque a veces también son aquellas en las que sólo uno habla para contener o para desahogarse. Es necesaria, sobre todo cuando hay tanto apoyo, amor y unión en una pareja. Hablar sobre lo que le pasa es parte de querer su bienestar y de mejorar la confianza.

5. En la que no necesitas hablar para comunicarte

Son esas en las que sólo te comunicas mediante la mirada o las caricias. Estas suelen ser las charlas más hermosas, las más llenas de significado. Son esas charlas en las que te conviertes en el reflejo del otro, en las que aprendes a leer su mente y comprender lo que quiere comunicarte. Esas charlas que te hacen comprender su estado de ánimo y que los puede llegar a unir en un abrazo. Son las charlas en las que puedes ver la esencia de la persona que amas.