Ser un chef experto toma su tiempo, pues necesitas aprender diferentes trucos y cosas que son fundamentales en la cocina. Y, a medida que aprendemos, es necesario equivocarnos un poco para saber qué debemos hacer y qué no. Sin embargo, siempre existirán errores típicos que todos solemos cometer en la cocina y que son muy sencillos de reparar. Desde sazonar la comida, hasta la cocción de ciertos alimentos. Si has estado cocinando últimamente y tienes algunas dudas, entonces mira esta lista con los errores típicos que cometemos en la cocina.

1. Ponerle demasiada sal al agua

Sí, la sal es un condimento que permite darle más sabor a las comidas, sobre todo a las pastas cuando las preparas en agua. Aunque, a veces le añadimos demasiada sal pensando que quedarán sin sazón. ¿Cuánta es la sal recomendada? 1,5 gramos de sal por cada litro de agua.

2. Medir el ingrediente en polvo en un medidor para líquidos

Para preparar una mezcla perfecta es necesario que midas bien la cantidad de ingredientes que vas a usar, sobre todo aquellos en polvo como harina, polvos de hornear, condimentos, entre otros. Uno de los errores más comunes es usar un medidor líquido para contabilizar la cantidad de ingrediente que necesitaremos, cuando, lo ideal, es usar una cuchara con medidas para los productos en polvo. Sólo debes llenarla hasta el tope y luego quitar el exceso con un cuchillo.

loading...

Live Well Bake Often

3. Usar sartén u olla antiadherentes para todo

Las ollas o sartenes antiadherentes o de teflón son ideales para preparar huevos, omelette, panqueques, tostadas, entre otras comidas, pero no para todo. En realidad estos utensilios otorgan un tipo de calor específico que no es igual que otra sartén u olla. Por lo tanto, la cocción de la comida no será la misma para todas las recetas. Así que, si necesitas preparar algo que requiere de más calor, prefiere otro tipo de olla o sartén.

4. Llenar demasiado la sartén

Como a veces queremos hacer todo más rápido tendemos a añadir demasiados ingredientes a la sartén, casi sin dejar espacio alguno. Esto es un error, pues la idea es siempre dejar espacio para que la comida se cocine bien, sin dejar partes sin cocer. Añade la menor cantidad de ingredientes posibles, sobre todo cuando prepares carnes, pues así permitirás que se sellen bien por dentro y fuera.

5. Poner la carne congelada sobre el sartén caliente

Sí, probablemente la superficie de la carne quede pareja y completamente cocida. Sin embargo, en el interior quizá no quede perfectamente cocida, pues al poner la carne congelada sobre la sartén caliente, sin haberla dejado a temperatura natural primero, sólo lograrás descongelarla y calentarla. Para evitar esto, sácala de la nevera y ponla en un recipiente a temperatura ambiente hasta que se descongele por completo. Recién ahí podrás ponerla en la sartén para cocinarla.

6. Poner comida caliente en la nevera

Sea lo que sea, siempre debes procurar que la comida se enfríe por completo para ponerla en la nevera, pues provocarás que se creen bacterias o hasta se descomponga.

7. Usar aceite de oliva para cocinar todo

Sabemos cuánto te gusta el aceite de oliva y lo sano que puede llegar a ser. Sin embargo, no sirve para todo. De hecho, usarlo en altas temperaturas no es tan saludable después de todo, sobre todo cuando lo usas para freír. Incluso podría ser menos saludable que el aceite normal.

8. Saltear verduras húmedas

Cada vez que usas verduras debes lavarlas bien antes de cocinarlas. Así mismo, también debes asegurarte de secarlas bien antes de saltearlas. O, de lo contrario, tendrás que huir del aceite salpicando cuando las añadas al sartén.

9. Añadir el ajo antes de tiempo

El ajo es uno de los ingredientes con los que debes tener cuidado al cocinar, pues se quema demasiado rápido. Así que procura añadirlo pocos segundos antes de los otros ingredientes o junto a ellos.

10. Guardarlo todo en la nevera para que dure más tiempo

Por ejemplo, los tomates no debes guardarlos en la nevera, al igual que los aguacates o las patatas, o los ingredientes como el ajo o cebolla. Así mismo, las manzanas duran sólo 3 semanas en la nevera y los limones ya cortados sólo unos dos días.

11. No dejar reposar la carne cocida antes de cortarla

Una vez que hayas cocinado tu carne, en la superficie que sea, es ideal que la dejes reposar por algunos minutos antes de cortarla, pues así quedará más jugosa y, claro, no perderá su sabor.