Nana, una boxer de cuatro años, permaneció encadenada tres años en el patio de una casa en Carolina del Norte, en Estados Unidos,  dio a luz dos veces, pero ninguno de sus cachorros logró sobrevivir. En un tercer y último intento mantuvo con vida a sus nueve crías y los escondió en una zanja para mantenerlos a salvo.

loading...

The Dodo

Cuando el dueño de Nana anunció en Facebook que regalaba a su perra y a sus nueve cachorros, grupos de protección a los animales encendieron sus alarmas y pidieron ayuda para evitar que la perra se quedara en la calle sola y que sus crías fallecieran.

loading...

The Dodo

Miembros del grupo proteccionista Fieles Amigos del Santuario Animal (FFAS, por sus siglas en inglés) acudieron en ayuda de Nana y sus cachorros, y contactaron a un albergue de resguardo de mascotas, de nombre Mr. Bones & Co. Rescue, situado en Nueva York.

loading...

The Dodo

FFAS aceptó cuidar los nueve cachorros, que dependían de Nana para alimentarse, hasta que se pudiesen mudar a Nueva York.

loading...

The Dodo

“Era muy fuerte para Nana haber tenido dos partos y ver a todos sus cachorros morir, salvo uno (…) era una madre protectora y había sufrido mucho por su mal cuidado y sus perdidas, la queríamos mantener a salvo con nosotros”, dijo Elli Frank, fundador de Mr. Bones & Co, a The Dodo.

Los cachorros continuaron creciendo y creciendo hasta que finalmente lograron mudarse a New Jersey.

loading...

The Dodo

Y cada vez más grandes…

loading...

The Dodo

Los equipos de rescate llevaron a cada uno de los nueve cachorros a sus casas de acogida y fueron apodados con los nombres de la película de Peter Pan. Por último, Nana también fue llevada a su hogar de acogida y se acurrucó con los rescatistas en el coche, agotada por el viaje, era evidente que, por primera vez en mucho tiempo, se sentía completamente segura.

loading...

The Dodo

¡Una historia conmovedora!