Cinco leonas de Botsuana han llamado la atención de varios científicos porque, contrario a lo que suele ocurrir con los ejemplares femeninos, a ellas les creció melena y su comportamiento evidencia rasgos comunes de los machos de su especie: montan a otras hembras, marcan territorio y una de ellas ruge de forma bastante inusual.

El grupo de investigadores, liderado por el zoólogo Geoffrey Gilfilla, estudió de cerca a este grupo de leonas y publicó un informe con sus observaciones.

loading...

Jessica Vitale / Vía New Scientist

El informe incluye fotografías de las leonas con melena y da continuación a investigaciones previas como una en la que Simon Dures describió detalles del aspecto físico de una de ellas:

“Tiene los genitales de hembra completos e intacto, sin ninguna evidencia de pseudopene ni de nada que sugiera que es hermafrodita. Sus labios y el clítoris son algo grandes, comparados con los de una hembra normal”.

loading...

Simon Dures / Vía New Scientist

De acuerdo con un artículo publicado en New Scientist, el fenómeno se debe a niveles altos de testosterona. La publicación recuerda el caso de una leona en Sudáfrica a la que también le creció melena como consecuencia de un problema en sus ovarios, que posteriormente fueron extirpados y su aspecto típico retornó.

Al parecer, en el caso de Botsuana se trata de una anomalía genética que, más allá la esterilidad confirmada en estos ejemplares, no supone un riesgo para la especie.