Las palabras “te amo” son un arma de doble filo. Funcionan tremendamente bien en la situación indicada, pero a al vez pueden aniquilarte a ti y a tu pareja si las utilizas de mala manera. Pongámoslo así: Tu novio acaba de llegar de un largo viaje y el reencuentro es maravilloso. Están los dos en la playa mirando el atardecer, se dan la mano y reviven la química que se produjo cuando recién se conocieron. Él dibuja sobre la arena, levanta la vista hacia el horizonte y luego te mira con cariño. No hay nadie alrededor. Se besan, le sientes el olor al perfume que siempre ha usado, y entonces escuchas las palabras mágicas. “Te amo”, dice acariciándote la cara. Sí, la escena es tan romántica como perfecta.

loading...

Ahora imagina lo siguiente: Hace mucho tiempo que no vas en una cita. Una amiga te cuenta que hay un chico muy guapo e inteligente que está soltero y arregla las cosas para que salgas con él. Te manda una foto y tú no puedes esperar a verlo por primera vez. Cae la noche, estás nerviosa y de pronto suena el timbre de tu casa.

-Hola. -Lo saludas al salir y te subes a su auto. Él sólo guarda silencio.

De primera te parece un poco extraño, pero es muy atractivo y quieres darle una oportunidad. Van en el auto y él no hace más que mirar su celular y cambiar la música de la radio. De pronto, en medio del tráfico, baja el volumen hasta que no se escucha nada más que su voz. Lo miras, algo confundida, y entonces lo escuchas,

-Te amo. -Dice. -Te amo con todo mi corazón…

loading...

¿Lo ves? Hay una diferencia radical y no se trata de las palabras, sino del momento, la forma, y la situación en que las dices.

A continuación, te dejamos los 5 momentos en los que nunca deberías decir te amo, si no quieres arruinarlo todo.

1. Decir “te amo” como si fuera un premio.

Podría parecer que no tiene nada de grave, pero si sostienes esa actitud en el tiempo, sólo perderás credibilidad. Cuando de verdad sientas amor al decir “te amo”, entonces ya no te creerán como tu querrás que lo hagan.

2. Decir “te amo” para obtener sexo.

loading...

Sin comentarios.

3. Decir “te amo” demasiado pronto.

loading...

El ejemplo de la primera cita es perfecto. Exagerado, pero perfecto.

4. Decir “te amo” después de haber estado con otra persona.

loading...

No te creerán. Aunque tú de verdad sientas amor, verbalizarlo cuando acabas de salir de una relación con otra persona no es una buena idea.

5. Decir “te amo” sin sentirlo.

loading...

Es una pésima idea porque eventualmente las cosas caerán por sus propio peso. Sostener ese “amor” será imposible y lo único que conseguirás es dañarte a ti y a tu pareja.

 Y tú, ¿conoces algún otro momento?