El olmo de Wentworth es una especie de árboles que se creyó extinta en el Reino Unido por décadas y décadas, especialmente luego de que la enfermedad holandesa del olmo devastara a gran parte de Europa. Sin embargo, al parecer nadie sabía que la Reina Isabel II tenía la solución para salvar una especie entera, nada más ni nada menos que escondida en su jardín.

Los científicos del Real Jardín Botánico de Edimburgo encontraron dos ejemplares de 33 metros realizando un estudio en los suelos del Palacio de Holyroodhouse.

loading...

PA

Luego de algunos estudios, la información fue confirmada por los especialistas de la Reina, quienes además en una declaración expresaron que “tal descubrimiento cuando los árboles en cuestión son de tan solo 100 tímidos metros y están a plena vista sí suena extraño”.

Actualmente, los botánicos se encuentran desarrollando formas de propagar la especie para futuras generaciones a partir de estos dos ejemplares.

loading...

PA

“Es muy probable que la única razón por la que raros olmos hayan sobrevivido es porque el consejo de la ciudad de Edimburgo ha estado controlando y removiendo todos los olmos enfermos desde los 80”, dijo el Dr. Max Coleman, miembro del Real Jardín Botánico de Edimburgo.

¿Acaso hay algo que la Reina Isabel II no pueda hacer?