A pesar de que vivimos en un mundo donde se han perdido mucho tipo de valores y modales, aún hay esperanzas y vienen en todo tipo de tamaño y forma. Conozcan a “Hoshi”, un tierno perrito que quedó ciego por glaucoma y quien por suerte, ha encontrado a un grandioso amigo, su pequeño lazarillo “Zen”.

Todos conozcan a Hoshi, un perrito que quedó ciego después de una intervención quirúrgica por un glaucoma.

loading...

Instagram

A los 11 años, la enfermedad atacó gravemente a sus ojos y sus dueños tuvieron que tomar la difícil decisión de extirpárselos para no poder en riesgo su vida.

loading...

Instagram

Paulina Pérez, su dueña y amiga, supo que tenía que ver una forma más amena para que su dulce perrito pudiera sobrepasar el momento.

loading...

Instagram

Aquí es donde aparece el pequeño Zen, un perro que fue adoptado por la mujer y que hoy por hoy cumple la función de lazarillo, aparte de, al mismo tiempo, ser el mejor amigo de Hoshi.

loading...

Instagram

“Son compañeros de caminatas. Los unimos a través de una correa y Zen servía de guía. Incluso cuando están con correas separadas, Zen camina junto a él”.

-Paulina a TheDodo-

Son muy unidos y hacen casi todos juntos.

loading...

Instagram

Viven muchas aventuras

loading...

Instagram

Sí, hasta duermen juntos

loading...

Instagram

Hoy, ambos son “El Duo Esponjoso”

loading...

Instagram

Y a través de Instagram comparten todas sus aventuras.

Soy tu fan #1. 

¡Qué sigan muchos años de amistad pura y sincera!