Todos amamos a nuestras mascotas y quisiéramos llevarlas a todos lados con nosotros, pero no siempre se puede así que mejor dejarlas a salvo en casa o llevarlas en la mochila (sí, en la mochila), o al menos eso es lo que hace un hombre de los Estados Unidos con la suya. Spencer McCormick, es un neoyorkino de nacimiento, amante de los animales y dice que la historia de cómo obtuvo a su mascota es muy larga para contarla con detalles, pero sí, no se trata de un perro o un gato, sino de un pollo.

Crooks, el pollo, es una nativo de New York y parece sentirse muy cómodo en la ciudad. Vive en Brooklyn desde que llegó a la casa de los McCormick cuando solo era un pollito, y desde entonces ha sido la mascota de la familia.

Su “padre”, Spencer, la describe como un animalito con mucha personalidad y muy diferente a las gallinas de campo, pues jamás ha tenido contacto con ellas. Solo se ha relacionado con gatos y perros, ¿extraño, no?

loading...

Instagram

loading...

Instagram

“Es muy entusiasta, y siempre que salimos se asoma para ver lo que sucede a su alrededor. Diría que su personalidad es una mezcla entre Winston Churchill y Taylor Swift”, bromea Spencer.Según él, es una mascota muy tranquila y la han llevado de campamento, a pasear en bicicleta y cualquier otra cosa que se les ocurra.

loading...

Instagram

A Central Park

loading...

Instagram

Coney Island

loading...

Instagram

La playa

loading...

Instagram

A visitar la Estatua de la Libertad

loading...

Instagram

Bueno, entre gustos, colores y mascotas no hay nada escrito, ¿tendrías un pollo de mascota?