Hace 12 años, Keith Crowell decidió darse un lujo y visitar una barbería en lugar de afeitarse en casa. Fue el error más grande de su vida. El barbero no tenía la mano firme y dejó al menos dos pequeños cortes bajo su mentón que sólo lucían inofensivos: Sobre ellos se desarrollaron queloides, un crecimiento anormal de tejido que jamás se detuvo.

loading...

KFSM

Logró que su seguro cubriera la mayor parte de dos operaciones en que removieron casi 20 kilos de piel, pero el crecimiento sigue sin detenerse.

“Puede ser devastador. A veces me siento realmente horrible. Sólo quiero ser una persona normal”.

-Crowell a KFSM

El problema es que de su seguro médico le dijeron que no cubrirían más operaciones ya que ahora las consideraban “estéticas”.

“No es cosmético”, agregó Crowell, angustiado. “Esta es mi vida. Es mi vida”.

loading...

KFSM

El exceso de tejido dificulta su respiración, su capacidad de comer, su sueño y comienza a crecer hacia sus oídos.

De cubrirlos completamente, podría quedarse sordo.

Un doctor en New York que experimenta con tratamientos para problemas a la piel escuchó sobre su caso y ofreció ayudar, pero Crowell sigue necesitando dinero para el viaje, la estadía y los cuidados posteriores 

loading...

KFSM

Crowell abrió un fondo de donaciones en GoFundMe y declaró que cree en el Señor de la esperanza y que su fe le ayudará.

“Él siempre está allí”, declaró.

¡Le deseamos toda la suerte del mundo!