No puedo creer que después de todo lo que se ha hablado a nivel internacional y literalmente mundial sobre el acoso, la violencia y abuso sexual contra la mujer sigan pasando estas cosas. ¡Era un padre, tenía dos hijos! No entiendo cómo se le pueden pasar por la cabeza este tipo de situaciones. Pero en fin, nuestro deber es reportar esto para demostrar que el mundo, al parecer, es muy primitivo para pensar que la mujer está sufriendo y si hablamos o levantamos la voz, somos de pronto “Feminazis“. Un hombre de 45 años chantajeó y abusó sexualmente de alumna tras descubrir sus fotos de Snapchat desnuda. Lo peor (y no debería sorprendernos) es la pequeña condena de cinco años que le dieron en la cárcel.

Un retorcido padre abusó sexualmente de colegiala después de chantajearla con imágenes desnudas de su Snapchat que descubrió en su teléfono.

El padre de dos, llamado Craig Boniface, encontró las fotos íntimas, hizo copias y las usó para manipular y chantajear a la chica.

El hombre de 45 años era un padre de familia, cuya esposa viajaba a menudo por el país por trabajar en una cadena de hoteles, según testifica en el Tribunal de Liverpool.

loading...

Snapchat

Mientras ella estaba ausente, él planeaba sus “noches de Frosty” -nombrado así por la sidra de Jack Frosty que le daba a su víctima antes de abusarla-.

Boniface, de Bickerton Avenue, Bebington, Wirral, negó cualquier acto ilícito, pero después fue declarado después de un juicio.

La condena que le dieron fueron apenas cinco años, donde el juez le dijo: “Está claro que usted desarrolló un interés malsano en ella, hasta el punto de enamorarse de ella”.

loading...

Snapchat

Siguió diciendo “usted alimentó una vida alternativa de fantasía donde se convirtió en el objeto de su obsesión sexual”.

“Le compraba ropa a la chica y le exigía que ella ‘desfilara’ para usted, para luego emborracharla y violarla“.

El juez afirmó que “podría haber sucedido más. No podemos saberlo sin embargo, porque la chica estaba muy intoxicada“.

La escolar ahora sufre de pesadillas y alucinaciones. “Me siento sucia y a veces pienso que es mi culpa por dejarlo hacer lo que me hizo. Me cuesta confiar en alguien ahora”.

Desmond Lennon, su abogado, dijo que era un hombre de buen carácter que hizo una gran contribución positiva a su comunidad. Él afirmó que Boniface perdería su trabajo y su familia quedaría “devastada”, incluyendo sus dos hijos, quienes sufrirían emocional y financieramente.

El no arrepentido Boniface suspiró fuertemente en el banquillo mientras el juez describía como fue condenado “con la evidencia más clara posible”.

loading...

Reuters

Dijo: “Nadie podría culpar a tu familia por querer creer en ti, pero lamentablemente, cualquiera que lea las docenas de textos que intercambiaste con ella no quedaría en absoluto en duda sobra la verdadera naturaleza de la relación que deseabas con ella“.

Sólo espero que no le bajen la condena por “buena conducta”.

¿Qué te parece la historia de este hombre? ¿Crees que el abogado tenía razón?