La pérdida del hábitat de los animales es un problema que está afectando tremendamente a nuestro planeta. Afortunadamente, hay muchos gobiernos y organizaciones que se han propuesto terminar con este tema y ayudar a conservar aquellas especies que están en peligro de extinción. Sin ir más allá, hace un tiempo atrás les comentábamos que el oso panda gigante y la ballena jorobada habían salido de la lista “en peligro de extinción”. Pero, lamentablemente, ahora es una mala noticia la que te contaremos, pues el “lobo rojo”, una especie originaria de América del Norte, está a punto de desaparecer.

loading...

Wolf Conservation Center

Según el Wolf Conservation Center, sólo quedan 45 o menos ejemplares del popular lobo rojo. Esta especie empezó a disminuir su población por los años 70’s y es por eso que se comenzaron a tomar una serie de medidas para protegerlos.

Todos pensaban que este problema ya había terminado cuando en 2012 se informó que la población de lobos rojos había aumentado a 150. Sin embargo, el ser humano siguió haciendo de las suyas y – debido a la caza y pérdida de hábitat- actualmente quedan muy pocos. Y es por eso que necesita de ayuda urgente para que puedan sobrevivir.

30 científicos enviaron una carta a USFWS para que se reanudara el programa “Red Wolf Recovery Program” para salvar a los últimos lobos que viven en Estados Unidos.

Por su parte, el Wolf Conservation Center está tratando de hacer conciencia en la población para que los ayuden a alzar la voz por los animales y así hacer llegar la preocupación al gobierno.

Recientemente compartieron un video en el  que muestran a uno de los lobos que vive en libertad. La introducción del video dice: “Con menos de 45 lobos rojos que permanecen en vida salvaje, él podría ser el último que veas”.

loading...

Esperemos que las personas comiencen a tomar conciencia para aumentar el número de lobos rojos en Estados Unidos y también crear conciencia para diminuir la caza y exterminio de su hábitat.

loading...

Wolf Conservation Center

Por el momento, sólo nos queda agradecer al Wolf Conservation Center por su tremenda labor.

¿Qué opinas sobre la urgencia de salvar al lobo rojo?