Una persona de 55 años identificada como Jorven Seren fue citada a una corte en el distrito de Thanet (Kent, Inglaterra) después de haber besado a una menor de edad afuera de un café. Jorven fue denunciado por miembros de una iglesia que evidenciaron la escena de la que también fue testigo la madre de la niña.

loading...

Kent Police

La policía acudió a la casa de Seren. Allí encontraron más de 460 imágenes de pornografía infantil en su computador, que ella aseguró que habían sido descargadas por otro sujeto.

Durante la audiencia, Seren pidió que se le tratara como mujer y asistió con una muñeca de casi un metro de estatura. Cuando le quitaron la muñeca chupó su dedo pulgar.

De acuerdo con información publicada por The Mirror, el juez le habría dicho lo siguiente a la acusada:

“Eso es totalmente inapropiado y le dejó claro que no lo hará por el resto de la audiencia”.

La madre de la menor besada por Seren manifestó haber quedado perturbada por el suceso.

loading...

Google Maps

Paul Hogben, el defensor de Seren comentó que su cliente padece de desorden de personalidad:

“No hay problemas mentales pero hay trastornos de personalidad. La señorita Seren nació como hombre pero desde temprana edad se sintió más mujer que hombre”.

Seren dijo que ahora se siente como una niña de cinco años.

La acusada fue condenada a una pena de 15 meses en la cárcel.