Dicen que una imagen dice me mil palabras. Hace un poco más de un año, una estudiante de medicina fotografió a un pequeño mientras estudiaba en la calle sentado en el suelo. El chico, ocupaba una pequeña banca de madera para sostener sus libros y se alumbraba con la luz que desprendía McDonalds: esta imagen que rápidamente se hizo viral tuvo un final feliz y a un año del episodio, ambos protagonistas de esta historia se reunieron.

En el 2015, Joyce Torrefranca, una estudiante de medicina  fotografió a este niño llamado Daniel de 9 años mientras estudiaba en el suelo, en la localidad de Cebú en Filipinas.

Posted by Joyce Gilos Torrefranca on Tuesday, June 23, 2015

La foto rápidamente se hizo viral  y se compartió más de 9 mil veces. Poco a poco los medios revelaron cual era la historia de este niño.

Daniel Cabrera, ejemplo de superación

Este pequeño de 9 años es un ejemplo de resiliencia. lamentablemente junto a su familia perdió su casa en un incendio, su padre falleció en el 2013, y su madre trabajaba en una tienda de alimentación; para reunir más dinero, vendía cigarrillos y golosinas en la calle, pero no le alcanzaba para pagar un alquiler. Sin embargo, el pequeño luchaba día a día para salir adelante y estudiar; es por eso que usaba la luz de los carteles de McDonalds para estudiar en las noches.

Gracias a la foto de la chica, las donaciones comenzaron a llegar. Ahora la familia tiene una casa con electricidad para que Daniel pueda hacer sus tareas, ir a la escuela y ser lo que siempre ha soñado: un policía.

Screengrab/MCDO Philippines

A un año del episodio, Joyce y Daniel se reunieron gracias a una agencia para compartir su historia.

¿Qué te parece esta historia?