Saber más sobre nuestra composición corporal nos puede ayudar a entender de mejor forma el potencial que tiene nuestro cuerpo a la hora de ganar masa muscular, perder peso o bajar nuestros niveles de grasa corporal. Lo mejor de todo es que esto también nos da una visión más realista de qué cosa podemos hacer con nuestro cuerpo y nos evita frustraciones. Por ejemplo, alguien que siempre ha sido muy delgado quizás no pueda ganar una cantidad de masa muscular increíble, pero sí podrá tonificar su físico.

La doctora Stacy Sims cree que identificar nuestro tipo de cuerpo es la mejor forma de entender qué ejercicios y qué tipo de alimentos pueden hacernos sentir mejor y asegura que aunque estamos obsesionados con tener la menor cantidad de grasa corporal posible, siempre es bueno recordar que menos no siempre es mejor.

¡Identifiquemos tu tipo de cuerpo!

1. Ectomorfo

loading...

Macarena Salinas / UPSOCL

Si tu tipo de cuerpo corresponde a ectomorfo, lo más probable es que tengas extremidades largas o delgadas (o ambas) y que no seas musculoso y que peses poco pero aún así tengas un porcentaje de grasa corporal elevado.

Este tipo de físico tiene dificultades para ganar peso ya que tienen un metabolismo muy rápido. Sin embargo, aunque puedan comer mucho y no ganar peso, eso no significa que una dieta poco saludable no tenga efectos negativos sobre su cuerpo. Una dieta poco saludable puede generar una pérdida de masa muscular y un aumento desproporcionado de la grasa corporal. A estas personas no les cuesta, eso sí, perder peso o grasa con una dieta adecuada, pero verse más musculoso es prácticamente imposible para ellos.

Para maximizar y mejorar la composición corporal, los ectomorfos deberían comer grasas de buena calidad (aguacate, nueces) y consumir un promedio de 25 a 30 gramos de proteína en cada comida. Un ejemplo de esto sería un plato de legumbres por ejemplo o una porción de pescado o carnes blancas con ensaladas. Los ectomorfos deben preocuparse, además, de comer un desayuno saludable y lo suficientemente grande como para no quedar con hambre.

2. Mesomorfo

loading...

Macarena Salinas / UPSOCL

Si tu tipo de cuerpo corresponde a mesomorfo lo más probable es que te sea muy sencillo ganar masa muscular y tener un físico tonificado. Para ti no es un problema ganar o perder peso de forma rápida y en general tu cuerpo responde de forma muy rápida a los ejercicios musculares, lo que te hace aumentar la masa muscular y la cantidad de musculatura en tu cuerpo de forma muy rápida. Para tu entrenamiento es recomendable realizar ejercicios que requieran mucha resistencia como los entrenamientos HIIT, donde ejercitas durante periodos cortos de tiempo pero de forma intensa.

Para maximizar tu composición corporal lo mejor que puedes hacer es comer, de forma moderada, grasas saludables (aguacate, nueces, etc) y acompañarlas de carbohidratos integrales (arroz integral, pasta integral, vegetales). La proteína también es importante, especialmente los días que ejercites.

3. Endomorfo

loading...

Macarena Salinas / UPSOCL

Si tu tipo de cuerpo corresponde a endomorfo, lo más probable es que te veas más suave y redondo y que almacenes grasa corporal con facilidad. Eres naturalmente curvilínea y tienes un físico más relleno que las otras personas. Lamentablemente, para ti es muy fácil ganar peso y un poco difícil perderlo. Tu metabolismo es lento pero esto no significa que vayas a tener sobrepeso toda tu vida. La clave está en mantenerte activa y preferir actividades cardiovasculares que quemen más calorías, como correr.

Si tu metabolismo está excesivamente lento, te recomendamos realizar CrossFit o entrenamientos cortos pero intensos para despertarlo. Además, intenta comer grasas de buena calidad, limitar el consumo de carbohidratos y controlar el consumo de azúcar.

¿Cuál es tu tipo de cuerpo? ¡Cuéntanos!