Un conductor de la empresa UPS (“United Parcel Service”, uno de los servicios de correo de paquetes más grande del mundo) recibió un encargo muy usual en su línea de trabajo: Conducir hasta una casa en medio de la nada, Missouri, Estados Unidos, para recoger un paquete de características comunes y corrientes.

No imaginaba que se convertiría en el héroe de una situación desesperada.

loading...

KMOV

Mientras tanto, la esposa de James Tyler Jordan vivía una pesadilla. El hombre llevaba 3 días abusando violentamente de ella mientras la amenazaba con una pistola. La noche anterior había encerrado a su hijo de 3 años en uno de los cuartos sin comida o agua y no mostraba intención de dejarlo salir. La mujer supo que debía actuar y aprovechó un momento de calmar para “recordar” que realmente debía enviar un paquete. ¿No recordaba él que debían enviar un paquete?

El hombre accedió a dejarla llamar a UPS, con el cañón del arma en su dirección.

La valiente mujer escribió “llama al 911” antes de llevar la caja a la puerta.

loading...

KMOV

El mensajero no vio al hombre con la pistola, escondido tras ella, pero sí su expresión asustada y el mensaje. Con absoluta calma le pidió que firmara su recibo y le deseó sus buenos días.

Luego regresó a su camioneta y echó a andar, llamando a las autoridades apenas estuvo fuera de vista de la casa.

loading...

KMOV

El sargento del departamento de policía de Franklin dijo que el conductor hizo la “diferencia”.

Su reacción tranquila puede haber salvado a la vida a la mujer y su hijo, ya que la policía logró sorprender y reducir a James Tyler Jordan dentro de esa misma tarde. El niño pasó un total de 15 horas sin acceso a comida o agua, pero no necesitó atención médica.

James Tyler Jordan enfrenta cinco cargos relacionados a abuso sexual y doméstico, además de posesión ilegal de armas y poner en peligro a menores.

Su fianza es de 100.000 dólares por ser considerado altamente peligroso para la sociedad.

¿Qué hubieses hecho tú de recibir un paquete con algo así escrito encima?