Tras la trágica muerte de Carrie Fisher hemos presenciado un verdadero diluvio de reacciones de celebridades en Twitter, desde quienes la conocieron hasta los que simplemente la admiraron de lejos, pero hay una reacción que se distingue entre todas: La del perro de la actriz, Gary Fisher. Este pequeño bulldog francés era un perro de compañía especialmente entrenado para ayudar a gente que, como ella, luchaban contra alguna enfermedad mental.

Such a badass queen #GaryFisher #CarrieFisher #RIP #

A photo posted by Olivia Maagøe (@olivsterz) on Dec 28, 2016 at 2:44am PST

Por supuesto que un compañero tan importante, valiente, celebre y por supuesto, precioso, no podía quedarse sin su propio pajarito:

La cuenta de Gary en Twitter es Gary_TheDog. No es claro si esta cuenta tenía la aprobación de Carrie Fisher— es bastante posible que un fan de Gary la haya creado—, pero quien sea realmente nos dio donde duele.

I'll be waiting right here mommy. #CarrieFisher @carrieffisher #princessleia pic.twitter.com/sfwVBCBvUE

— Carrie Fisher's Dog (@Gary_TheDog) December 24, 2016

“Te espero aquí mami”

Saddest tweets to tweet. Mommy is gone. I love you @carrieffisher

— Carrie Fisher's Dog (@Gary_TheDog) December 27, 2016

“El más triste de los tuits que tuitear. Mami se ha ido. Te amo @carrieffisher”

I'll still be waiting for you……. pic.twitter.com/ef461OcqKJ

— Carrie Fisher's Dog (@Gary_TheDog) December 27, 2016

“Te seguiré esperando de todas formas………”

I was always by your side but best of all you were always by mine. #RIPCarrie pic.twitter.com/QgeOYdmmH2

— Carrie Fisher's Dog (@Gary_TheDog) December 28, 2016

“Siempre estuve a tu lado pero lo mejor fue tenerte junto a mí”

Gary fue parte importante de la vida de la actriz durante el regreso de Star Wars, al punto de que MTV hizo una lista de “toda las veces que Gary ‘no le tuvo paciencia a Star Wars’”. Apareció además en varios programas de televisión con su madre humana. No se sabe aún quién obtendrá su custodia.

El amor de los perros es como nada en el universo. Que la fuerza lo acompañe, a él y al resto de su familia.