En un cumpleaños, en plena celebración de Año Nuevo, en el cine con tu novio o cuando estás intentando perder esos kilos demás en la trotadora. Estos son sólo algunos de los lugares y situaciones más inoportunas en donde suelen llamar los jefes a su no tan preciados empleados. Lo peor de todo es que no existe opción de no contestar el teléfono o el correo electrónico que te envía cada viernes a las 10 de la noche.

Desde el 1 de enero, los franceses sí lo podrán hacer. El sistema legislativo de ese país, resolvió legislar y aprobar un decreto de Ley que establece que cualquier trabajador está exento de contestar llamadas, correos electrónicos o mensajes de texto que provengan de sus jefes en momentos fuera de su horario de trabajo habitual.

Hoje eu juro que ta tranquilo, vou dar conta de tudo #workhalolic #boratrabalhar #worklovers

A photo posted by Camila Gomes (@cagomescamargo) on Oct 22, 2015 at 10:01am PDT

Así es cómo Francia se convierte en el primer país del mundo en legislar sobre este tema que debiera marcar precedente en las otras naciones. El tiempo libre es un derecho y cada empresa debiese incentivarlo. Al fin existe un gobierno que se preocupa por el bienestar de sus empleados, quienes muchas veces deben devolverse a sus trabajos, detener sus vacaciones o fines de semana para atender obligaciones extracurriculares.

La letra chica de la ley es que si el jefe no cumple con esta obligación no es sancionado, por lo que la ley se basa en la responsabilidad que debe tener el mandamás de la empresa al no hacer solicitudes después de que los empleados cumplen con sus horas laborales.

Además y debido a las extensas laborales a las que están sometidos la mayoría de los empleados alrededor del mundo, es una medida que a algunos se les hará difícil. Y es que estamos acostumbrados a vivir para trabajar y a ubicar el trabajo es una de las principales prioridades de nuestras vidas, siendo que debiese ser todo lo contrario.

El ser humano necesita y debe recrearse, puesto que nos desarrollamos al compartir con más personas, porque de eso se trata la vida.

Y a ti, ¿cuánta vida te está costando tu salario?