Quiero ser una mujer libre, esa que salga de casa a tomar unos tragos, la que vaya a una función de cine sola o en compañía  y dejar de preocuparme por el tiempo. Salir ebria de un  bar y caminar por la calle descalza sin sentir miedo de provocar el deseo de esos hombres que creen que vamos en busca de sexo.

Quiero ser esa mujer que duerma en distintas camas, esa que disfrute del sexo, de la pasión, de los placeres de la vida sin sentirse sucia, quiero caminar por las calles vistiendo mucha o poca ropa sin sentir que mi cuerpo es mirado como un objeto en oferta para el  primer postor que se cruce.

Quiero ser esa mujer a la cual no le pregunten más cuando tendrá un hijo, deseo profundamente que las personas dejen de preocuparse por el estado de mi útero. Quiero que mi cuerpo sea ese lienzo en blanco y pintarlo como me dé la gana, tatuar si así lo quiero cada espacio en blanco y caminar orgullosa de ello.

Quiero salir en traje de baño y sumergirme en las olas mansas del mar, quiero que mis ojos ardan y mis labios se sequen por el agua salada, deseo enterrar mi cuerpo en la arena y sentir cada grano rozando mi piel…quiero hacerlo ahora que puedo y no cuando me encuentre dentro de un féretro.

Quiero dejar de dañar mi cuerpo, que los rollitos de más en mi estómago sean aceptados, quiero comer sin culpabilidad dejar de entrar al baño, hincarme y meter un objeto en mi boca para expulsar lo que ingerí. Quiero que dejen de engañarme, que no me digan más que es lo que tengo que hacer para ser aceptada.

Quiero que la próxima vez que alguien me mire no solo vea mi exterior… deseó que observen mi interior y me ame aun cuando no tengo las fuerzas de amarme a mí misma. Quiero que no me detengan en mi vuelo, anhelo poder hablar sobre lo que pienso sin miedo a ser rechazada.

Dicen que para cambiar el mundo es necesario cambiarse principalmente a uno mismo, deja de ser un cordero más de la manada y ten criterio, cuestiónate el porqué de todo y encuentra las respuestas por ti mismo, no permitas más que nuestra sociedad te diga quien ser. Ármate de valor y atrévete a marcar la diferencia probablemente nadie lo note o quizás sí y que importa recuerda que vives para ti y si te da miedo hazlo con miedo, no te permitas vivir la vida que las personas te han designado esa solo te llevara a la infelicidad.

¡Atrévete a vivir por primera vez!