Muchas veces somos testigos de cómo las personas abusan de otras sin siquiera tener a alguien que las detenga en el acto, o peor aún, sí los ven pero no hacen nada para que acabe. Esto nos perturba y nos hace cuestionarnos dónde están la moral y el respeto por el otro. Sin embargo, también debería ocurrir lo mismo para todos los seres vivos.

Un hombre reconocido como Bradley Hubbard de solo 23 años no tuvo nada de esto en cuenta y fue culpable de la más terrible acción contra un ser vivo que puede existir. Tenía hace ya mucho tiempo una perra llamada Baby Girl. Alegando que estaba en celos, tomó la increíble y perturbadora decisión de violarla.

loading...

NWS

La acción la hizo repetidas veces y se alargó durante tres años, según cuentan sus vecinos a Pensacola News Journal. Lo más extraño de todo, fue que a pesar de que ellos lo habían descubierto por un hoyo en la muralla de su casa, nadie dijo nada a las autoridades. Solo lo quisieron así, tres años después.

El hombre se encuentra tras las rejas hasta la espera de su juicio en un mes más y gracias a exámenes, se determinó que efectivamente el hombre habría abusado del animal. 

loading...

Cárcel del condado / Google Maps

Estas acciones en contra de seres vivos realmente son desgarradoras. Los derechos de los animales son igual de importantes, no olvidemos eso.