Una pareja sin hogar, vivía literalmente detrás de un desolado puente, tuvo que despedirse de sus siete perros al no tener como protegerlos ni brindarle alimento. Una organización protectora de animales –Hope for Paws se hizo a cargo de los caninos, no sin antes permitir que se despidieran de ellos, y con lágrimas en sus ojos.

Hope for Paws

La historia comenzó cuando el equipos de rescate encontró un grupo de siete perros que vivían cerca de un río, y se sorprendieron de que no tenían miedo de la gente – hasta que se dieron cuenta de que estaban siendo atendidos por una pareja sin hogar.

Al llegar fueron recibidos por cuatro perros muy amigables, allí se percataron de que no le tenían miedo a los humanos.

loading...

Hope for Paws

Los perros escucharon el llamado de sus amos y regresaron de inmediato. El equipo de rescate les siguió y se encontró con la pareja, que vivía en condiciones poco salubres.

Cuando Wilma se dio cuenta que el equipo de rescate quería llevarse a los perros, se enojó. Ellos llevaban sus laptops y explicaron su trabajo.

loading...

Hope for Paws

La pareja entendió que lo mejor era despedirse de ellos. Estarían en manos mejores, así que uno a uno los fueron entregando, con lágrimas en sus ojos.

loading...

Hope for Paws

Ahora los perros están bajo cuidado y esperan a alguien que esté dispuesto a adoptarlos para que brindarles una vida mejor.

loading...

Hope for Paws

El grupo prometió ayudar a la pareja con alimentos y ropa. Además solicita apoya en su página de Facebook para todo aquél que quiera ayudarles.

loading...

Hope for Paws

¿Qué opinad de esta historia?