Una modelo transgénero, que ha gastado casi 300.000 dólares en 127 cirugías para convertirse en una mujer “deseable” – según su gusto y canon de belleza -, ha hablado sobre su lucha por encontrar el amor en un hombre que la acepte. Kelly Star, de Perth, dice que ha estado sola por 12 años; a pesar de recibir mucha atención masculina, dice que los hombres que conoce están más interesados ​​en tener una relación de una noche que una relación comprometida, porque se preocupan por lo que piensan los amigos y la familia.

“Para la mayoría de los chicos, estar con una transgénero puede ser algo que les intriga y sólo quieren estar conmigo una vez, lo que es desalentador. Es difícil encontrar a un hombre que esté dispuesto a decir a sus amigos y a su familia que tienen una pareja trans, y creo que esa es la última barrera para que las mujeres transexuales sean aceptadas”

– Kelly Star –

loading...

hotspotmedia

loading...

hotspotmedia

Kelly dijo que su última relación terminó el 2005 y que la familia de su ex sólo descubrió que ella era una trans después de que la pareja se separó. Pero, ahora, quiere que sea diferente, que si encuentra a un hombre, este no tenga pudor en decir que ella es transgénero.

“Con el tiempo creció la confianza en mí misma y me di cuenta de que no era una situación ideal preocuparse de quién podría revelar mi pasado o quién puede saberlo ya. En esencia, me sentí reprimida”.

– Kelly Star –

loading...

hotspotmedia

loading...

hotspotmedia

Kelly, quien nació hombre con el nombre Michael, era el más joven de seis hermanos. Cuando era pequeño, Kelly dijo que sentía que tenía más en común con sus tres hermanas que con sus dos hermanos y comenzó a imitar su lenguaje corporal y pedir prestado su ropa cuando cumplió los 15 años de edad. A los 16 años, Kelly comenzó a tomar pastillas de hormonas femeninas sin el conocimiento de sus padres, y se mudó a Melbourne seis meses después, donde comenzó a vivir como mujer a tiempo completo.

loading...

hotspotmedia

loading...

hotspotmedia

Kelly comenzó a perfeccionar su figura femenina desde los 18 años y gastó casi $5.000 dólares en rinoplastías e implantes mamarios, aumentando su pecho a una taza de 32C. Kelly tenía 20 años de edad cuando se sometió a cirugía de reasignación sexual y ha sido sometida a 127 cirugías desde entonces. Los procedimientos, que han costado un estimado de $300.000 dólares, han ayudado a Kelly a crear una figura basada en su idea de una mujer “deseable”.

“Me gustaba la apariencia de mujeres como Elle MacPherson y Gisele Bundchen, y también chicas tetonas, con cinturas pequeñas y caderas más llenas”.

– Kelly Star –

loading...

hotspotmedia

hotspotmedia

Kelly ha viajado al Reino Unido, Estados Unidos, Tailandia y Malasia en su búsqueda para obtener su cuerpo soñado. Pero, no ha sido fácil, a veces las cirugías no han salido como lo planeaba y ha tenido que viajar a Australia para arreglarlo, desembolsando aún más dinero, pagando con sus ahorros y el seguro de salud. 

A pesar de sus dificultades para encontrar pareja, dice que sigue con la esperanza de que la actitud hacia las mujeres trans cambiarán para mejor y ella encontrará a su hombre ideal.

“Ahora que el matrimonio transgénero es legal en Australia, mi sueño es encontrar al ‘Señor Correcto’ y que mi padre me acompañe hacia el altar”

– Kelly Star –

loading...

hotspotmedia

loading...

hotspotmedia

Esperamos que le vaya de maravilla en su búsqueda .