En nuestra cultura no se ve tan “aceptable” que tus padres te arreglen un matrimonio… y, aunque sí pase, no es algo común. Pero, obviamente hay países donde por lógica lo hacen porque hay intereses de por medio que hay que “respetar” y velar. La historia de Nazreen Fazal inspiró a muchos porque fue bastante sincera en cómo se sintió ella y, todo lo que tuvo que afrontar por el matrimonio que sus padres le arreglaron.

Nazreen Fazal le contó al mundo entero el difícil pero, increíble proceso que pasó cuando tuvo que casarse porque sus padres le arreglaron el matrimonio.

loading...

Facebook

Como ella bien lo recalcó… “es todo una aventura”, desde conocer por primera vez a tu pareja, entenderlo, y afrontar la realidad de que desde el momento que los unan de por vida, el lazo no se puede romper así no más y, hay que poner mucho empeño, dedicación y amor para que funcione.

La primera semana que conoció al que sería su esposo, se enviaron alrededor de 80 correos electrónicos. Discutieron sobre las cosas que más aprecian de la vida y lo que esperan lograr.

Facebook

“No tengo que decirlo, pero era obvio que yo era la que hacía las preguntas. Lo bombardeé con pregunta tras pregunta. Nos tomó dos meses, llamadas de Skype, y una reunión “sellar el acuerdo”. Él me dijo que las primeras dos páginas de mi biografía, fueron una clara señal de que yo era lo que él buscaba”. 

-Nazreen a través de Facebook-

Comparó los matrimonios arreglados con mirar el menú de un restaurante y escoger lo que quieres comer:

loading...

Facebook

“Es chistosa nuestra cultura. Pasamos años ordenando comida, viendo el menú por muchos minutos para finalmente escoger lo que siempre comemos… pollo (por ejemplo). Pero, cuando se trata de elegir a nuestro compañero de vida para una eternidad, esperan que nos conozcamos por un par de horas (a algunos no les dan el chance de conocerse ni una hora), y al finalizar estar felices con esa ‘elección’.  Hay casos peores, algunos matrimonios arreglados son tan extremistas que no puedes ver ni conocer a tu futuro esposo hasta el día de la boda”. 

-Nazreen a través de Facebook-

Recalcó lo tonto que es que tus padres escojan tu pareja. “Escoger a un compañero de vida es como escoger la vestimenta más adecuada para una ocasión especial. Si fallaste en el intento, será algo que jamás podrás borrar”. 

loading...

Facebook

“Lo importante es el matrimonio… no la boda”, concluyó.

When I was first introduced to my husband, I sent him a two page profile of myself by email. On one page was 'who I am'…

Posted by Nazreen Fazal on Saturday, December 10, 2016

“Cuando me presentaron a mi esposo, le envíe un perfil de dos páginas por correo. En una página le explicaba quién era, y en la siguiente lo que yo buscaba en una pareja. Él me respondió con 3 puntos sobre él mismo y me preguntó 3 preguntas directas. La primera semana conociéndonos nos enviamos 80 correos. Sí, leíste bien. OCHENTA. No estábamos coqueteándonos ni nada, simplemente una conversación necesaria de nuestras prioridades, de cómo nos veíamos en algunos años, nuestras expectativas de una pareja. No tengo que decirlo, pero era obvio que yo era la que hacía la mayoría de las preguntas -Qué piensas de la mujer que trabaja? Qué crees que significa el abuso (Realmente le pregunté ese), Cuándo quieres tener hijos? (si quieres tenerlos)-. Lo bombardeé con pregunta tras pregunta, y él aparentemente contestó todas. Nos tomó dos meses, llamadas de Skype, y una reunión para “sellar el acuerdo”. Él me dijo que las primeras dos páginas de mi biografía, fueron una clara señal de que yo era lo que él buscaba. 

La presentación fue lo que le puso el tono a nuestra relación. Yo soy la loca, y él es mi piedra. Por mi parte, me aseguro que tengamos un poco de diversión haciendo los quehaceres de la casa y pagando las cuentas. Él bromea con que yo soy la PRO de nuestro matrimonio, la cara de nuestro matrimonio, y se asegura de que mantenemos los lazos. Es más que todo porque ambos le hemos orado a Allah para que nos bendiga(…)

Es chistosa nuestra cultura. Pasamos años ordenando comida, viendo el menú por muchos minutos para finalmente escoger lo que siempre comemos… pollo (por ejemplo). Pero, cuando se trata de elegir a nuestro compañero de vida para una eternidad, esperan que nos conozcamos por un par de horas (a algunos no les dan el chance de conocerse ni una hora), y al finalizar estar felices con esa ‘elección’. Hay casos peores, algunos matrimonios arreglados son tan extremistas que no puedes ver ni conocer a tu futuro esposo hasta el día de la boda. Los padres conocen al prospecto de hijo/hija política que tendrán y deciden por sus hijos. ¿Qué sentido tiene eso? Imagínate enterarte después de casarte que tu compañero no quiere tener hijo o quiere uno el primer año. ¿Cómo puedes vivir con alguien sin saber que están en la misma página cuando se trata de religión/finanzas/hijos/derechos y responsabilidades?

(…) Para todos aquellos que se encuentran en la búsqueda de un compañero de vida, por favor tómenselo en serio. Olvídense de una fecha límite o lo que la gente diga. Las mismas personas que te critican por tu soltería serán los que te den la espalda cuando tengas problemas en tu matrimonio. Así que ignoren “la boda” y piensa sobre el “matrimonio”. Recuerda que la pareja que escojas te afectará en cada matiz de tu vida, emocionalmente, espiritualmente, profesionalmente e incluso psicológicamente (…)”.

Nazreen nos deja a todos una gran reflexión.

Si estás en esta etapa de tu vida, los consejos que Nazreen da son muy válidos e importantes… ¡Reflexiona! 

¿Qué opinas sobre esto?