Levantarse por la mañana es definitivamente una tarea titánica, especialmente si a eso le sumas que en ocasiones debemos despertarnos a horas inhumanas para ir a clases o al trabajo. Todos los días te despiertas y consideras tus posibilidades: renunciar a los estudios, renunciar a tu trabajo, apretar snooze cinco veces más o simplemente levantarte con el alma llorando porque no eres millonario y no te puedes dar el lujo de quedarte en casa durmiendo por siempre.

Si bien hasta ahora el consenso general había sido que las personas madrugadoras y que funcionan bien por la mañana somos más exitosas, responsables, inteligentes y productivas, un nuevo estudio acaba de demostrar que que te cueste levantarte por las mañanas podría ser un indicador de un mayor coeficiente intelectual.

loading...

Según la investigación titulada Why Night Owls Are More Inteligent (Por qué la gente que se queda despierta hasta tarde es más inteligente) la gente que se acuesta más tarde y que, por consecuencia tiene más problemas para levantarse temprano, realmente tiene sus ambiciones más claras y una capacidad mayor de resolución de problemas.

loading...

Los autores, Kanazawa y Perina, aseguran que esta característica determina que eres más creativo e independiente que el resto, dos rasgos que asegurarían tu camino al éxito.

loading...

La hipótesis que se maneja es que los sujetos con una inteligencia mayor suelen tener patrones de comportamiento muy diferentes a los del promedio de la sociedad, y tomando en cuenta que nuestros ritmos naturales nos impulsan a dormir con la oscuridad (de noche) y despertarnos con la luz (el día), el comportamiento de quedarse despierto de noche indicaría una mente más evolucionara y también un coeficiente intelectual mayor.

¿Qué te parece? Yo, por mientras, seguiré levantándome temprano.