Desde ya se encuentra operativa la primera etapa (de tres) del ARK Pet Oasis, en español: ‘El Arca’. Una “terminal de lujo para animales” ubicada en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York. El costo completo de la terminal que ocupa 16.500 metros cuadrados, será de 65 millones de dólares. Desde allí se pretende ayudar a los dueños, a entender y preparar los requisitos de vuelo de sus mascotas. En ‘El Arca’ se podrán conseguir microchips, alimento, agua y otros servicios que las mascotas puedan necesitar para el vuelo.

La primera parte incluye un Centro de Equidad y Exportación de Ganado y una Unidad de Cuarentena de Tránsito Aviario, para las mascotas “en tránsito”, que desde ya se encuentran operativos. 

Pero esto era a penas el principio…

Cuando se complete, la instalación trabajará 24 ahoras, los 365 días del año. ‘El Arca’ será capaz de atender todo tipo de animales:  mascotas, caballos, aves, ganado, y gran variedad de animales exóticos; cuando la instalación esté totalmente funcional.

También albergará un ‘Spa de lujo’ de al menos 1.800 metros, donde las mascotas podrán prepararse para el vuelo con terapias, masajes, piscinas, “pawdicures” y otros servicios.

La construcción planea tener una guardería para la noche, un centro de preparación para el embarque, servicio veterinario, un laboratorio de diagnóstico y un área de cuarentena para importación.

Las mascotas que deseen que pasar la noche en el aeropuerto, se podrán alojar en lujosas suites, amobladas con camas de tamaño humano, con servicio de televisión, contacto permanente con los propietarios a través de webcam y fotografías emarcadas de su familia “para que se sienta como en casa”.

La terminal se diseñó en colaboración con la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, Paradise 4 Paws spa de mascota, Red Bank Veterinary Hospital y Worldwide Flight Services (que presta servicio de transporte para animales en todo el mundo).

Qué idea más genial, ¿no?