En Supercurioso nos interesamos por los trastornos, tanto físicos como psíquicos, que puedan producirnos las nuevas tecnologías. En un artículo os hablamos de la duda que acomete a muchos padres en el momento de decidir si su hijo/a deben tener un móvil y del contrato de una madre con su hijo antes de regalarle el preciado objeto. La nomofobia es un trastorno relacionado con el móvil que aqueja especialmente a los adolescentes, pero puede ocurrirle a cualquiera.

¿Tienes Nomofobia?

La definición de Nomofobia nos dice que es el temor irracional de las personas a salir de casa sin su móvil. La palabra viene de las iniciales de “no-mobile-phone phobia” y este trastorno se viene estudiando desde el año 2001.

loading...

Se calcula que casi un 53% de los usuarios de teléfono móvil padece nomofobia. Si tenemos en cuenta que en España, por ejemplo, el 96% de la población tiene un dispositivo, nos da un saldo espeluznante de personas con este trastorno ansioso. Según un estudio efectuado por CEETA (Centro de Estudios Especializados en trastornos de Ansiedad) las mujeres y los adolescentes son más propensos a padecerla. Este 53% sufre ansiedad si no tiene cobertura, pierde el aparato o se queda sin saldo o batería. Estudiando los datos que reflejan las encuestas llama la atención que entre los propietarios de móviles más completos, el 75% lo lleva al servicio, el 30% no deja de usarlo aunque esté en una comida en grupo y lo más curioso es que el 9% dice utilizarlo cuando está en la iglesia.

loading...

La mayoría de síntomas de la nomofobia son iguales a los de cualquier trastorno de ansiedad como son la dificultad para concentrarse o la agresividad. A estos se suman una inquietud profunda, malestar y miedo al aislamiento. Si sentimos una gran tranquilidad atendiendo las conversaciones, mensajes y redes sociales a través de nuestro móvil y sólo pensar que podemos perderlo o olvidarnoslo, nos inquieta, quizá padecemos nomofobia. Los expertos dicen que el que la padece sufre una situación de estrés a un nivel similar al que se padece ante un acontecimiento como pueda ser un casamiento o el hecho de ir al dentista.

loading...

Para superar esta adicción los expertos de CEETA dicen que lo mejor es el autocontrol, que hay que ir dejando el aparato de forma gradual y afrontando la situación paso a paso. Establecer unos horarios y sobre todo apagar el móvil por la noche.

Si quieres saber más sobre fobias, quizá quieras leer 9 fobias extrañas o poco comunes.

Imágen:*k59, Melissa Segal