Todos debemos cuidar nuestro peso, pues mantener una buena salud es necesario. Pero, ¿a quién no se le ha ido de las manos alguna vez? Quizá no seas capaz de controlar lo que comes, quizás des vuelta atrás o quizás vayas tan lejos que llegues a obsesionarte con tu peso.

loading...

No es necesario dejar de comer y tampoco hacer ejercicio en exceso. No nos volvamos locos, pues nuestro peso puede convertirse en una mala obsesión que nos puede traer consecuencias serias.

El equilibrio lo es todo

Ni tanto ni tan poco, lo ideal es saber mantener el equilibrio en todo momento, sobre todo si estás intentando cuidar tu salud. No te permitas caer en las redes de los medios de comunicación que mienten más que hablan. El Photoshop te hace ver como naturales cuerpos que en realidad no lo son, así que ¡cuidado!

Los prototipos de belleza cambian con el tiempo: hoy es la delgadez extrema y pasado las chicas con curvas. El tiempo pasa deprisa y todo cambia. Lo que debemos hacer es aceptar nuestro cuerpo y no permitir dejarnos llevar por las “modas”.

loading...

¿Quieres saber si tu peso se está convirtiendo en una obsesión? Ten en cuenta estos puntos que te presentamos a continuación:

  • Ya has bajado de peso, pero aún quieres bajar más hasta llegar a lo que tú consideras “el peso ideal“.
  • Según varias calculadoras de IMC tu peso es el ideal, pero tú consideras que bajar unos cuantos kilos no te vendrían nada mal.
  • No te sientes a gusto con tu cuerpo ni con el número que se muestra en la báscula.
  • Aunque ya has bajado de peso, sientes que si bajas un poco más te sentirás mejor.
  • En el último año has intentado ya dos dietas para bajar de peso, pero nunca logras cumplirlas.
  • En algún momento decidiste probar una de esas dietas extremas que prometen bajar muchos kilos en un tiempo récord.
  • Tu vida gira en torno a la preocupación por tu peso.
  • Cada vez que ves tu reflejo en un espejo te fijas en aquellas zonas que crees “tienen más grasa de la normal”.
  • Si apareciese un genio de la lámpara, tu primer deseo sería: “quiero bajar de peso”.

loading...

Si te sientes identificado con más de uno de estos puntos, puede que tu peso esté siendo una obsesión para ti. Piensa que tu mente es poderosa y si crees que bajar de peso te hará feliz, esto se convertirá en obsesión.

Cuida tu salud, pero no permitas que el peso sea algo que ocupe tu mente de forma continua. Si alguna vez te has visto en una situación así, ¡cuéntanoslo! Aprender a aceptar tu cuerpo es un paso importante, pero difícil de dar.

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas “Dormir, ¿adelgaza o engorda?“.

Imagen: FotoChesKaChristy Mckenna, Benjamin Watsondaniellehelm