¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Cuando aparecieron los primeros casos de SIDA, en la década de los ochenta, se inició una campaña de prevención tan fuerte que más que prevenir indujo al pánico a la sociedad, provocando el rechazo y aislamiento de los enfermos. Creando falsos mitos de contagio que aún hoy siguen vigentes, a pesar de que se tenga un mayor conocimiento sobre la enfermedad, su desarrollo y tratamiento. ¿Quieres saber realmente cómo se contagia el SIDA?

¿Cómo se contagia el SIDA? Datos que conocer

Lo cierto fue que, a pesar del mal que hizo, también fue gracias a aquella campaña que se logró un cierto control de propagación del virus.

Por otra parte, el hecho de que los estudios sobre la enfermedad obtuvieran como resultado una terapia -que aunque no consigue eliminar del todo la enfermedad, sí que la combate hasta el punto de convertirla en una enfermedad crónica que consiente que el paciente pueda llevar una vida totalmente normal- contribuyó a que paulatinamente este incómodo tema quedase en el olvido, como si formase parte de un pasado ya lejano para nosotros, por lo que se está registrando un incremento de casos de contagio.

loading...

Antes de alarmar lo primero sería distinguir entre SIDA y el VIH. El VIH es el virus de inmunodeficiencia humana que si es detectado y tratado con la debida terapia antirretroviral la carga viral se mantiene a niveles tan bajos que casi no es detectable en sangre y por tanto no tiene la posibilidad de expandirse y derivar en el SIDA cuando la infección se propaga por el sistema inmunológico comprometiéndolo seriamente. Como ya sabemos, el VIH se contagia cuando exponemos las mucosas tales como: la boca, la vagina, el ano, el glande o las heridas abiertas al contacto con sangre infectada, incluso si ésta es de la menstruación, el semen y el líquido pre-seminal infectado, los fluidos vaginales infectados o leche materna infectada.

loading...

Sí todo esto es algo que ya conocemos. ¿Por qué se están detectando nuevos casos? Hay muchos comportamientos que aunque a priori no parezcan tan peligrosos entrañan un riesgo que a veces tiene consecuencias. Por ejemplo la confianza cuando tenemos una pareja estable y monógama, resulta casi como una falta de confianza el pedirle que use protección o que se realice las pruebas del VIH, cuando hay mucha gente portadora del virus sin saberlo. Esto nos expone.

loading...

Así como el temor a afrontar la tensión, tanto si lo hacemos con nosotros mismos al someternos a las pruebas para saber si somo o no portadores del virus o para reunir el valor de preguntarlo abiertamente a nuestra pareja y decidir efectuar juntos el test. Pues, el conocer nuestro estado de salud y el de nuestra pareja y tratarnos en caso de infección nos protegerá a ambos y a nuestra descendencia.

loading...

Otro comportamiento que nos pone en riesgo es el abuso del alcohol y las drogas o su combinación. No porque el consumo en sí nos pueda provocar la enfermedad, sino porque nos lleva a un estado alterado de consciencia que nos vuelve más temerarios, nos hace cometer errores como olvidar el preservativo, ante una posible relación sexual, o a compartir jeringuilla, o cualquier otro error que nos haga entrar en contacto con los fluidos corporales de los que hablábamos antes.

No es que debamos vivir atemorizados como a mediados de los ochenta y los noventa pero sí ser conscientes y no bajar la guardia en temas de salud. ¿No crees? Comparte esta información con tus amigos e invita a estos que hagan lo mismo por el bien de todos.

Imágenes: jacinta lluch valero, norennana, g_u, Curcuma84, silva.alex54, (c) Can Stock Photo / alexskopje