En 1897 Thomas Alva Edison se hizo con la patente de la bombilla o lámpara incandescente. Su funcionamiento era relativamente sencillo: se hacía pasar una corriente eléctrica a través de un filamento metálico para calentarlo hasta que se ponía al rojo vivo y desprendía luz. Desde aquel entonces, esta tecnología poco ha cambiado y aún a día de hoy se puede ver en muchos hogares de todo el mundo.

Es cierto que por el camino han aparecido nuevos sistemas de iluminación más eficientes como las lámparas fluorescentes. Pero ha sido con la llegada de la tecnología LED cuando se han conseguido niveles de rendimiento realmente excelentes.

En muchos países como España ya se ha prohibido la comercialización de bombillas incandescentes y halógenas. Organismos como la Unión Europea se han dado cuenta del peligro medioambiental que tienen este tipo de lámparas. A pesar de ello todavía se siguen vendiendo los excedentes en algunas tiendas; se trata de una tecnología que ha llegado a su fin y es nuestra responsabilidad hacer la transición hacia el LED lo antes posible.

En este artículo vamos a descubrir un poco más sobre esta tecnología que es el presente y parte de el futuro de la iluminación. ¿Crees que las bombillas LED son caras? Pues con este artículo entenderás que a largo plazo son la mejor opción para tu bolsillo… y para nuestro planeta.

Ventajas de la lámparas y bombillas LED

Las lámparas led están formadas por agrupaciones de diodos emisores de luz. Estos diodos no emiten tanta luz como las bombillas incandescentes y es por este motivo que se tienen que agrupar en mayor o menor cantidad para conseguir una potencia lumínica adecuada a cada aplicación.

loading...

Estas lámparas tienen muchas ventajas frente a las bombillas incandescentes o incluso frente a las bombillas fluorescentes, la principal: Que tienen una eficiencia superior, lo que significa que son capaces de emitir la misma cantidad de luz pero con un consumo energético menor. Además de esto, la duración media de las lámparas LED supera con creces a la de las bombillas incandescentes y fluorescentes. Es por estos dos motivos que a medio-largo plazo se ahorra dinero comprando bombillas LED.

  • Con esta tecnología se puede reducir el variable de la factura de la luz en hasta un 80%.
  • Una lámpara LED puede durar de media lo mismo que 3 lámparas fluorescentes y 25 incandescentes.

Pero estas no son las únicas de las ventajas de las lámparas LED. También, a diferencia de las bombillas fluorescentes que contienen mercurio, las bombillas LED no contienen ningún material tóxico y son mucho más respetuosas con el medio ambiente.

Tecnología LED, un gran abanico de opciones

La tecnología LED ha pegado con fuerza en los últimos años y es que además de todas sus ventajas económicas y ecológicas, también permite una gran variedad de opciones, configuraciones y cambios de color. Las tecnologías de control y la regulación LED están en constante evolución y nos van a permitir hacer muchos ajustes que con otros tipos de iluminación no hubieran sido posibles.

loading...

Para comenzar existen muchas formas en lo que a lámparas LED se refiere. Gracias a que los diodos se pueden configurar y disponer de muy diferentes maneras, ya no sólo podemos encontrar lámparas LED con forma de bombilla tradicional, sino que también hay con forma de tubo o incluso cintas y tiras de LEDs. ¿Acaso no son estas la solución ideal para iluminar nuestros hogares y jardines cuando llegan las navidades?

loading...

Otro factor de personalización muy interesante es el tema de los controladores LED que nos permiten cambiar el color y la intensidad lumínica de una lámpara o de un conjunto de ellas para crear ambientes diferentes según la situación. ¿Tienes una cena romántica en casa? Prueba con colores cálidos y tenues. ¿Quieres celebrar una fiesta? Los colores más eléctricos y potentes son lo que necesitas. ¿Quieres estudiar durante toda la noche? Prueba con una luz blanca que ilumine todos los rincones de tu cuarto. Todo esto podrías hacerlo con las mismas luces LED, con la misma instalación y desde un único mando a distancia o panel de regulación LED.

Por otro lado, cada vez son más las opciones LED que consiguen emular a la perfección los colores y tonos de las bombillas tradicionales. Incluso ya se comercializan bombillas LED vintage decorativas que imitan a la perfección a las bombillas de filamento tradicionales.

loading...

Con opciones como estas podemos seguir manteniendo una decoración vintage en nuestras casas sin perder por ello en eficiencia energética.

Un cambio necesario para nuestro planeta

Aún hay muchas personas que se resisten a hacer un cambio hacia la tecnología LED argumentando que que el precio de las lámparas y apliques suele ser superior al de las lámparas tradicionales. Pero como ya hemos visto a lo largo del artículo, este cambio, a la larga, nos supondrá un importante ahorro económico. Por lo que en este caso el dinero no debería ser una excusa.

loading...

La cuestión es que ya no es únicamente un tema de dinero. La transición hacia una tecnología LED hará que nuestros hogares sean energéticamente más eficientes y que ahorremos una gran cantidad de CO2 expulsado a la atmósfera. Como hemos visto en los últimos años, el calentamiento global ya está afectando a gran escala y año tras año las temperaturas máximas siguen batiendo récords. Con pequeños cambios como este estaremos aportando nuestro pequeño granito de arena a una gran causa.

loading...

¡No lo pienses más! Cámbiate al lado LED.

Imagen: Liebeskind