¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

El control con píldoras anticonceptivas es, sin duda, uno de los métodos más efectivos y utilizados por las mujeres para evitar embarazos no deseados. Con todo y sus efectos secundarios, permanece inadvertido (la mayor parte del tiempo), más allá de la disciplina que puede requerir tomar la píldora con la regularidad necesaria. No obstante, en algún momento del camino, es justo preguntarse cómo puede afectarte una década de tomar la píldora  y los posibles efectos a largo plazo que la misma podría traer a sus organismos. ¡Te lo aclaramos!

¿Cómo puede afectarte una década de tomar la píldora?

La primera pregunta que suele inquietar a las mujeres en este respecto: ¿Es más difícil quedar embarazada luego de tanto tiempo con la píldora? Eso es absolutamente falso. De hecho, tan pronto como su período menstrual se regule, tiene exactamente las mismas probabilidades de quedar embarazada que cualquier otra mujer que nunca haya tomado una píldora. No se ha encontrado ningún indicio de que exista relación entre el uso de anticonceptivos orales y la infertilidad.

como-puede-afectarte-una-decada-de-tomar-la-pildora-jpg

Otro tema que inquieta a muchas es la relación entre el uso de la pastilla anticonceptiva y el cáncer. Pues bien, diversos estudios científicos señalan que existe una relación entre el uso de la píldora y la reducción del riesgo de cáncer de endometrio y de ovarios. De igual modo, también se habla de otra relación con el incremento de riesgo de desarrollar cáncer de seno, de cérvix (o cuello uterino) y de hígado.

Asimismo, de acuerdo con un estudio de la American Geriatrics Society, hay indicios de que las mujeres que toman la píldora o usan otros métodos de anticonceptivos hormonales por más de 10 años tienen mejor memoria en base a sensaciones y habilidades de pensamiento crítico después de la menopausia.

Otro punto a tomar en cuenta sobre el uso de anticonceptivos orales es que parecen incrementar ligeramente el riesgo de trombosis, tal como se aclara en un estudio del British Medical Journal. La posibilidad es mayor con aquellas píldoras que combinan la drospirenona, desogestrol, gestrodeno o ciprotenona. A pesar de eso, en una mujer perfectamente sana, ese riesgo es muy, pero muy bajo.

Ciertamente, este es un tema que se sigue investigando y aún está abierto a nuevos hallazgos. Mientras tanto, la píldora sigue siendo uno de los métodos más seguros para anti-concepción y así como representa ciertos riesgos, también son muchos sus beneficios.

Te puede interesar:

– La revolución silenciosa de la píldora

– 6 cosas que tu menstruación dice de tu salud. ¡Interprétalas!

– 7 Mitos médicos que deberíamos dejar atrás ¿Cuáles son?

Imágenes: Raychel Mendez UCI UC Irvine