¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado: “pero, ¿qué estará pensando mi perro cuando le hablo y ladea la cabeza?” o “¿por qué persigue su propia cola?”. Estos y otros muchos comportamientos de nuestros queridos amigos han despertado también la curiosidad de los científicos que, tras haberlas estudiado, nos desvelan su verdadero significado. Aquí veremos las 5 costumbres de los perros más extrañas explicadas por la ciencia. ¿No estás deseando conocerlas?

5 extrañas costumbres de los perros explicadas por la ciencia

1. Perseguir su cola

Una de las costumbres más simpáticas de nuestros adorables amigos es la de dar vueltas en círculo persiguiendo su propio rabo. Es común pensar que lo hacen porque creen estar persiguiendo a otro perro, pero la ciencia nos dice que es una actividad que les permite descargar energía. Este es el motivo siempre que no exista un problema de glándulas, en ese caso provoca picor por lo que lo que intentan es rascarse.

2. “¡Ñam!”, ¡¿acaba de comerse una…?!

Otra costumbre verdaderamente extraña de los perros es la coprofagiaque no es otra cosa que comer heces propias o de otros canes.

loading...

Esta costumbre nos resulta realmente asquerosa, pero no debemos pasarla por alto, ya que en realidad podría estar escondiendo alguna carencia de minerales en la dieta del animal.

3. Ladear la cabeza y dedicarnos esa miradita

Y, ¿qué me dices de este gesto de la imagen superior? Es uno de los más tiernos que vemos en nuestros mejores amigos, cuando nos ponen “ojitos” dulces e inclinan la cabeza para un lado acompañado, en ocasiones, de una especie de lamento. ¡Para comerselos! Pero, ¿qué están intentando comunicarnos? Quizás te sorprenda saber que no están tristes ni disgustados, más bien están pensando.

loading...

Sí, según los expertos en canes, hacen este gesto cuando tratan de captar si en el discurso que le estás haciendo identifica alguna palabra que ellos asocian a algo que les gusta o divierte especialmente.

4. ¡Deja de dar vueltas! ¡Estírate de una vez, que estás cansado/a!

Lo más divertido viene a la hora de irse a la cama cuando empiezan a dar vueltas y más vueltas para ponerse siempre en el mismo sitio, en ocasiones se levantan y repiten el ritual para acabar siempre en la misma posición de antes. ¡Increíble! Podría ser porque no encuentran la postura que desean, pero lo cierto es que podríamos definirlo como una herencia cultural, algo que les han trasmitido sus antepasados que vivían en estado salvaje.

loading...

Éstos daban vueltas en círculo para apartar los desechos, comprobar que no había peligro en su lugar de reposo y crear una camita confortable.

5. Dejar a sus juguetes mareados de tanto zarandeano

Y cuando estamos jugando con nuestro perro y nos trae su juguete favorito, no deja de sacudirlo como un loco. Siempre pensé que lo hacían para demostrarnos su felicidad por haber encontrado su premio, en cambio lo hacen para manifestar un instinto primario que tienen muy arraigado: el de la caza. En estado salvaje, tras alcanzar una presa, la sacudirían hasta matarla para luego poder comérsela. Evidentemente, no quieren matar a su juguete favorito, lo hacen para entrenarse con el juego.

Si te fascina el mejor amigo del hombre, te recomendamos que leas:

– 8 cosas que hacen a tu perro infeliz, aunque no te lo imagines

– 7 mitos sobre los perros que dejar de creer

– Los perros callejeros de Moscú van en metro, pero ¿cómo han aprendido?