Son muchas las personas que cada año desaparecen en el mundo sin dejar rastro. De algunos no se vuelve a saber nada más, como vimos en 6 desapariciones escalofriantes sin explicación, de otros se tiene alguna noticia al cabo de los años. Unos pocos están vivos, pero la mayoría fallecieron sin poder dar aviso a sus seres queridos. El siguiente caso es uno de estos últimos, estuvo desaparecido durante un año y, finalmente, apareció muerto junto a su radio.

¡Hallan un náufrago momificado, pegado a su radio!

Hace aproximadamente un año dejaron de recibirse noticias de Manfred Fritz Bajorat, un alemán de 59 años que hace casi 30 años decidió cambiar de vida y abandonar su Alemania natal. Parece ser que estaba harto de los fríos inviernos germanos y junto a su esposa decidieron recorrer el mundo en velero.

loading...

La convivencia y los viajes les duraron 20 años, hasta que la esposa, Cecilia, decidió separarse de Manfred en 2008. Él prosiguió sus viajes en solitario. Cecilia murió en Martinica dos años después de la separación. En este vagar solitario por los mares del mundo, un día de hace aproximadamente un año, un amigo recibió el último mensaje de Facebook de Manfred. Se sabía que estaba navegando por el Mar de Filipinas. Desde entonces, y al no recibirse más noticias, se le dio por desaparecido.

loading...

El lunes 29 de febrero, unos pescadores filipinos que volvían a la costa vieron un barco medio hundido y con la vela destrozada. Al acercarse y constatar que nadie atendía a sus llamadas decidieron abordar la embarcación. En el interior hallaron el habitáculo bastante revuelto y, para su sorpresa, sentado a la mesa con la radio en la mano, el cadáver de un hombre momificado. El yate se hallaba a unos 90 kilómetros aproximadamente de Barobo, en la isla de Mindanao.

loading...

Rápidamente, dieron aviso a las autoridades que, consultando la documentación que encontraron en la nave, vieron que se trataba de Manfred Fritz Bajorat. Suponen que la muerte fue natural y no violenta, ya que encontraron objetos de valor en el velero, no se veían signos de violencia y la posición del cuerpo, que parecía dormido sobre un brazo, así parecen indicarlo. El hombre sostenía en una mano el micrófono de la radio, por lo que suponen que intentó llamar pidiendo ayuda, pero no llegó a hacerlo.

Los forenses que vieron el cuerpo creen que la momificación se produjo debido a que el barco quedó a la deriva durante este año y el cuerpo expuesto al aire salado del mar y el ambiente seco. Las últimas noticias forenses indican que murió de un infarto de miocardio.

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras conocer el caso:

60 años de búsqueda de su marido desaparecido en la guerra