Hemos escrito varios artículos sobre el color de nuestros ojos, o sobre el misterio de los hermosos ojos grises, y sabemos que tiene que ver con la cantidad de melanina que se encuentre en el iris humano.

Te explicamos con más detalle.

El iris humano NO tiene pigmento azul ni verde, ¿cómo se tienen esos colores?

Para ubicarnos en la anatomía, el iris humano es la membrana circular de color que rodea a la pupila, que es el puntito negro que se dilata o se contrae para controlar la cantidad de luz que entra a nuestros ojos.

Al nacer, los bebés tendrán ojos grisáceos o azul claro, y eso se debe a la melanina, que es un pigmento contenido en los melanocitos. El color de ojos está determinado genéticamente, y ya entre los 6 y los 10 meses, los bebés tendrán el color asignado por la naturaleza.

Ahora bien, si el iris humano no tiene pigmentos azules o verdes, ¿cómo es posible que existan personas con tales colores de ojos?

La respuesta está en ese pigmento, la melanina, y en dónde se encuentra: si está solamente en la zona del epitelio pigmentario retinal de la superficie posterior del iris, el color del ojo será azulado; pero si se distribuye por todo el iris humano, tenderá a ser marrón. Es decir, la función del color está dictada por la pigmentación del epitelio pigmentario retinal y en su estroma –que es la parte delantera del iris–, y en la densidad de los melanocitos en el estroma.

Pero resulta que en el iris humano los pigmentos azules o verdes no existen; de hecho, sólo un par de pigmentos están involucrados en el color de ojos: el marrón (la melanina) y el amarillo (el lipocromo). Obviando los casos de albinismo, todos los ojos tienen alguna cantidad de melanina en la parte posterior del iris, pero no todos tienen lipocromo (que es un pigmento natural presente en un lípido, y dan color amarillo a la grasa. Los canarios tienen lipocromo, y por eso sus plumas son de ese color).

Si tienes los ojos marrones, significa que hay una alta concentración de melanina tanto en tu epitelio pigmentario retinal como en tu estroma; la melanina absorbe las longitudes de onda de luz cortas y largas de todo el espectro, y el resultado es el color oscuro del iris humano.

Si tus ojos son ambarinos, es que además hay presencia de lipocromo en tu estroma.

loading...

El resto de los colores, incluyendo el azul y el verde, se producen en parte por efecto de la luz. En el caso del azul, hay bastante melanina en la parte posterior del iris, pero poca en el estroma, y por eso el iris humano es translúcido, permitiendo que la luz se disperse cada vez que encuentra esta capa. Esta dispersión es producida por las longitudes de onda de luz más cortas, donde el azul es más relevante, mientras que las más largas típicamente pasan a través de la parte posterior del iris, y en última instancia son absorbidas por la melanina que hay allí.

loading...

Es lo mismo que sucede en el cielo cuando la luz solar se dispersa en la atmósfera, haciendo que parezca azul.

En el caso de los ojos grises, es casi igual que los azules, con la diferencia de que hay gran cantidad de melanina en la parte posterior del iris que absorbe las ondas más largas de luz, y poca dentro del estroma; se cree que el gris aparece debido a depósitos más grandes de colágeno que generan un tipo distinto de dispersión.

loading...

Por el contrario, los ojos verdes tienen mucha menos melanina en la parte posterior del iris humano –por lo que hay menos absorción– y presenta algo de lipocromo en el estroma. Al igual que con los ojos azules, los verdes también tienen poca melanina allí, pero la combinación del lipocromo hace que aparezca una sombra de color verde.

El iris humano NO tiene pigmento azul ni verde, ¿cómo se tienen esos colores?

Los ojos color avellana a veces parecen marrones y otras verdes; eso es porque tienen más melanina en la capa anterior, lo cual permite que ciertas longitudes de ondas lumínicas hagan variar un poco el color de los ojos.

Resulta curioso observar que muchas veces el color de los ojos cambia gracias a la luz, si bien físicamente nada cambie. Todo depende de las longitudes de onda de luz, y de cuánto el iris humano pueda absorber. Por eso hay gente cuyo color de ojos resulta “impreciso”: verdeazulados, color miel con oliva, azules que parecen grises… Toda una gama de colores que nos sorprenden.

Si te interesó este tema, seguro que te gustará saber sobre si puedes cambiar de color de ojos, o qué es más atractivo, si los ojos azules o los marrones.

Imágenes: Bill Dickinson, Philip Milne, Michael Dawes, Roman Miramontes, Danielle Elder