Hay preguntas para las que no existe, al menos de momento, una respuesta taxativa. No hay respuesta concluyente para muchas de las cuestiones que atormentan a los seres humanos. Dios, la vida después de la muerte, la existencia del alma…dependen de nuestras creencias y no hay manera de comprobar lo que creemos. El Dr. Watters inició en la década de los 40 del siglo pasado una serie de experimentos para probar la existencia del alma.

Los increíbles experimentos del Dr. Watters y el alma

En los años 40, el Dr. R.A. Watters, físico, director de la  Fundación William Bernard Johnston Biofísica de Investigación que tenía su sede en Reno (Nevada-EE.UU.) lanzó e intentó probar una interesante teoría: el alma, ya fuera humana o animal, sería algo parecido a una energía que se situaría en un espacio intra-atómico, concretamente “entre los átomos de las células”. A esta teoría se la llamó hipótesis atómica del alma.

loading...

Para probar su teoría inició una serie de experimentos con animales (insectos, ranas y pequeños roedores) y un artefacto llamado “cámara de Wilson”. A la cámara de Wilson se le llama también cámara de niebla. Se utiliza para la detección de partículas con radiación ionizante. Se crea un entorno cerrado que contenga vapor de agua que se ha enfriado y saturado al máximo. Si una partícula energética tiene una interacción con ese vapor, sigue un proceso que resulta en una niebla, las trazas del paso de las partículas son diferentes según del tipo que sea ésta. La idea de Watters era que el alma humana o animal, como energía, dejaría una traza si la muerte del sujeto se producía en el interior de una cámara de Wilson.

loading...

Watters depositó pequeños animales gaseados con éter dentro de una cámara de Wilson sellada y fotografió el momento de su fallecimiento. Según afirmaba se veían unas trazas que se formaban al lado del cuerpo que tomaban una forma parecida a la del animal muerto. Según él llegaban a durar hasta 8 horas. Estas trazas, al parecer, no se veían cuando el animal no moría en la cámara. Para el Dr. Watters con este experimento se demostró que existe un cuerpo inmaterial que abandona el cuerpo físico en el momento de la muerte.

loading...

Sus detractores no tardaron en revelar sus fallos. Unos afirmaron, tras hacer el mismo experimento, que no se observaba nada, otros que posiblemente el proceso o la cámara tenían algún fallo y los más, que para reconocer como formas lo que se veía en las fotografías se necesitaba mucha imaginación.

Los experimentos del Dr. Watters se echaron por tierra y las fotos que quedan se conservan en los archivos de la Sociedad para la Investigación Psíquica de Cambridge. ¿Qué opinión te merecen los experimentos del Dr. Waters?

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras conocer una práctica de los celtas:

Córtame la cabeza antes de morir para proteger mi alma: una práctica de los celtas

Imágenes:  Template:Seidbachr müsli, CloudylabsJennifer Chung