Pocos símbolos pueden ser a la vez más odiados y amados, como el dólar.  La clásica “$” grabada en cada billete y moneda de los Estados Unidos parece que va más allá de sus propias fronteras, y es casi como ese logo que simboliza al propio dinero de forma universal. No obstante, a pesar de que en Supercurioso ya te hablamos en su momento de toda la simbología asociada al billete del dólar, en esta ocasión queremos descubrirte el origen del propio símbolo, ya sabes… esa “S” en mayúscula cruzada por dos franjas verticales.

Estamos seguros de que su historia, a quien no lo conozca ya, le va a sorprender.

El curioso origen del símbolo del dólar

Empezaremos aclarando que en realidad, no existe una conclusión totalmente clara sobre el origen del símbolo del dólar. Ahora bien, la mayoría da por aceptable su origen español, e incluso la propia Oficina de Grabado e Impresión de los Estados Unidos, así lo respalda.

Pero ¿Por qué español precisamente? ¿De dónde viene esa «$»? Para los expertos, es en realidad una abreviatura de las piastras españolas, piezas de a ocho, o reales de plata, es decir “Ps”. Se sabe por ejemplo que cuando se adoptó el símbolo del dólar en 1785, en todo el país circulaba también a su vez la moneda de origen español, y que sobre papel, en lugar de escribir “Ps”, se sobreponía la propia S pequeña sobre la P. De hecho, en diversos manuscritos de los siglos XVIII y XIX, se veía esta curiosa evolución hasta que finalmente se dejaba el conocido símbolo «$». Así pues, hubo un momento en que se podía pagar con cualquiera de las dos monedas, y cuando se reflejaba dicho pago, se hacía con este símbolo.

loading...

No obstante, aún hemos de añadir otra curiosa posibilidad del por qué de esas dos barras verticales. Estos reales de plata españoles circulaban como ya sabemos por todos los Estados Unidos, pero fue precisamente en la primera casa de moneda de toda América,  en la “Ceca de México”, donde se vio por primera vez ese matiz. ¿Por qué pusieron en los lingotes y monedas esas dos franjas verticales? Básicamente, lo que deseaban era representar a las Columnas de Hércules (el estrecho de Gigraltar) junto con la leyenda “Plus Ultra”, y que en el pasado se solía asociar a su vez como el último punto del mundo conocido.

Estos reales de plata españoles se usaban tanto en España como en Estados Unidos, hasta que, como ya sabemos, en 1857 cuando se prohibió su uso. No obstante, y puesto que en la Guerra de Independencia tenían falta de moneda nacional, se utilizó una vez más los reales españoles, los cuales, además, tenían mejor calidad de plata. Al final, se asoció en la propia moneda americana el símbolo que llevaban los reales de plata españoles. Una historia curiosa que se da por cierta, y que el avance imparable de la historia, la economía y la propia sociedad, han hecho que se pierdan las raíces del por qué de muchas cosas cotidianas.

loading...

Si te ha gustado este artículo, te invitamos ahora a conocer a los personajes más ricos…¡De la ficción!

Imagen: Graciela Vicente