Para ser un proceso sensorial-conductual que genera tanto interés público, es notable la poca investigación neurocientífica que se ha centrado en comprender el orgasmo. Incluso neurocientífico Barry R. Komisaruk, que ahora estudia la actividad cerebral durante la respuesta sexual y el orgasmo, perseguía otras investigaciones cuando un “hallazgo casual” reveló que la estimulación vaginal bloqueaba el dolor en ratas de laboratorio. Eso llevó Komisaruk, a investigar si el mismo bloqueo del dolor se producía en las mujeres.

Mira lo que ocurre en tu cerebro durante un orgasmo

Anteriormente, se pensaba que la sensación genital llegaba al cerebro sólo a través de la médula espinal. Komisaruk estudió a cinco mujeres con médulas espinales cortadas por lesiones que las dejaron paralizadas de sus torsos para abajo. Durante la investigación, las mujeres utilizaron la autoestimulación vaginocervical y sintieron tanto la estimulación, como el bloqueo del dolor. Incluso experimentaron el orgasmo.

“Fue muy emotivo”, recuerda Komisaruk. Algunas de las mujeres lloraban (…). Fue una sorpresa para mí y para ellas debido a que sus médicos les habían dicho que después de la lesión su vida sexual había terminado; ellas no serían capaces de sentir las sensaciones genitales “.

Komisaruk y sus colegas utilizaron resonancia magnética funcional (fMRI) para determinar que la sensación genital fue una señal del cerebro en mujeres sin una médula espinal intacta. La prueba reveló la activación de una vía alternativa a través del nervio vago, un nervio craneal largo que nunca se había demostrado que se prolongase hasta la pelvis en los seres humanos. Los resultados, publicados en la investigación del cerebro, resultaron ser la primera evidencia del mundo de que los orgasmos de las mujeres se producían en el cerebro.

Desde entonces, se han usado nuevas tecnologías para identificar la secuencia de la actividad regional del cerebro durante y después del orgasmo, así como un mapa del clítoris, la vagina, y el cuello uterino. También se mapearon las sensaciones y los orgasmos genitales de los hombres. Los datos hasta ahora muestran que el pene, el escroto y los testículos crean sensaciones en diferentes regiones del cerebro.

El trabajo actual de Komisaruk podría ayudar a las personas que no experimentan el orgasmo. “Prácticamente nada se sabe acerca de la anorgasmia en hombres o mujeres.

loading...

Él y sus colegas están desarrollando un método de neurobiofeedback para permitir que las personas con sensación genital, pero sin orgasmo vean “su propia actividad cerebral en tiempo real y así descubrir donde se produce el bloqueo.” Individuos anorgásmicos posiblemente podrían aprender a rodear el bloqueo mediante el control de la relacionada región del cerebro.

Mientras investigan, nos han dejado impresionantes imágenes, como el siguiente vídeo, que nos permiten ver cómo reacciona el cerebro a un orgasmo. ¡Es asombroso!

Gracias a esta investigación sobre la estimulación genital y el bloqueo del dolor, se ha llegado a la evidencia de que las áreas del cerebro activadas por el dolor son las mismas que se activan con el orgasmo. A partir de ahí, se mostró que cuanto más placentera es la estimulación genital, mayor es el bloqueo del dolor. “Hay conexiones intrigantes entre el placer y el dolor en el cerebro que aún no entendemos, pero estamos trabajando en ello”.

Si te ha gustado descubrir lo que ocurre en tu cerebro durante un orgasmo, no te pierdas nuestro artículo sobre orgasmos cerebrales: 4 cosas que los provocan.

Imagen: Summer BradshawReigh LeBlancnew 1lluminati y Alexandra Bolzer vía Flickr