¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Cuando se produce un amplio número de investigaciones sobre determinada área del cuerpo humano tiende a surgir un campo de la medicina especializada en el tema. En este sentido, ha surgido “la extracción de objetos instalados cómodamente en el recto” y del mismo se han desprendido los informes que señalan los objetos más comunes y curiosos encontrados en esa parte de la anatomía humana.

¿Cuáles han sido los objetos más extraños encontrados en el recto de las personas?

Cada quien es dueño de su cuerpo y puede hacer con el mismo lo que quiera; sin embargo, en ocasiones algunos “experimentos” pueden salir muy mal y la persona termina en la sala de emergencia de un hospital.

En el año 1986, los cirujanos Busch y Starling publicaron un informe en la revista Surgery Magazine en el que exponían los objetos más extraños encontrados en el recto de las personas. Desde entonces, la investigación no se ha detenido y en el año 2010, el doctor David M. Bunter publicó otro informe sobre el mismo tema.

loading...

Desde la investigación de 1986, se recopilan más de 180 casos que han sido estudiados tanto por lo extraño de algunos como por la repercusión que ciertos objetos han tenido en la salud de los involucrados.

Los objetos más comunes encontrados en el recto de estos pacientes son botellas (32) y vibradores, consoladores y demás dispositivos sexuales (38). Entre los objetos más extraños encontramos picadores de hielo, sierras de joyero, cuchillos romos, vegetales, desde cambures hasta cebollas y peras, destornilladores, pelotas de béisbol y tenis, huesos de pollo y trozos de madera.

loading...

Uno de los casos más curiosos y delicados fue el de un hombre de 54 años que llegó a emergencias con una bombilla de 100W en el recto. El caso fue expuesto en la revista Annals of Emergency Medicine en donde se explica el procedimiento al cual tuvo que ser sometido el hombre para extraerle la bombilla sin que esta se quebrara y lastimara seriamente al paciente. Según explicaría el involucrado después, todo fue producto de una borrachera con amigos en el que apostaron 100 dólares a quien lograra introducirse la bombilla. Como medio lubricante, el hombre utilizó espuma de afeitar.

En American Journal of Forensic Medicine and Pathology se presentó otro caso de gravedad. Un hombre, jugueteando, introdujo una mezcla de cemento fresco en el ano a su pareja. Como tardaron más de cuatro horas en acudir a la emergencia médica, el cemento se secó y la salud del involucrado se vio seriamente afectada.

Si te gustó este curioso tema, te invitamos a leer más sobre: 13 Cosas desagradables del cuerpo humano

Imágenes: Valerie Everett, Daniel, Babs