¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Una de las cosas más incómodas que le puede pasar a una persona es sufrir de hemorroides, porque están en una parte del cuerpo donde causan dolor, incomodidad y sangrado. Sin duda, es un tema poco agradable, pero muy común y cualquiera puede sufrirlo por distintas razones. En Supercurioso te diremos qué son y cómo se curan.

Hemorroides: ¿Qué son y cómo se curan?

Las hemorroides son venas inflamadas localizadas en el ano y el interior del mismo. El aumento de presión en el ano es el motivo por el cual se hinchan estas venas, sobre todo si se trata de un embarazo y posteriormente el parto, el estreñimiento, pasar mucho tiempo sentado en el baño, la obesidad y, también puede ser un problema hereditario.

loading...

Hay dos tipos de hemorroides: las internas, que son las que se inflaman dentro del ano, provoca sangrado al deponer y puede ser visibles fuera del ano si se crecen demasiado. Las externas son las más dolorosas, estas forman unos bultos alrededor del ano y resulta incómodo sentarse. Ambos tipos tienen los mismos síntomas. Dolor, sangrado, comezón y presencia de bultos duros y sensibles.

Tratamientos

Seguir un tratamiento alivia los síntomas, pero es normal que reaparezca. Si sucede constantemente, lo mejor es elegir la cirugía para terminar de raíz con el problema. Muchas personas que sufren de hemorroides suelen necesitar la operación porque las venas no recuperan de la misma manera su estado normal luego de bajar la hinchazón.  

  • Cremas: las cremas que contienen corticosteriodes disminuyen el dolor y la inflamación; hay otras que tienen lidocaína y son especiales para tratar esta condición.
  • La coagulación infrarroja reduce el tamaño de las venas y es procedimiento ambulatorio.
  • Escleroterapia: consiste en inyectar la hemorroide y así llevarla a su tamaño normal.
  • La colocación de ligas o bandas y la extirpación de las hemorroides son los procedimientos quirúrgicos que pueden ayudarte con esto.

Alimentación

Uno de los factores influyentes en la aparición de las venas inflamadas es la alimentación. Por tal motivo se recomienda comer alimentos altos en fibra y consumir suplementos que también tengan fibra. La comida picante es enemiga de las hemorroides, algunas salsas, la cebolla, ajo y perejil tampoco son aconsejables si queremos mantenerlas a raya.

No está de más aclarar que si tienes este problema, debes acudir a un médico para que te ayude e indique qué es lo más adecuado para ti. A pesar de los muchos tratamientos caseros que existen, la opinión de un especialista siempre será la mejor.

Imágenes: « R☼Wεnα ».