¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Los gladiadores fueron las grandes estrellas de la Antigua Roma: tuvieron miles de seguidores, convirtiéndose en los hombres más importantes del momento. Muchos comenzaron su vida como esclavos, llegando sólo unos pocos afortunados a ir acumulando fortuna y gloria con sus victorias en la arena y terminando sus días como hombres libres. La mayoría murieron de forma cruel en la lucha o ajusticiados por defender su libertad. En este artículo te contamos la sorprendente y sangrienta historia de 8 de estos grandes gladiadores de mundo antiguo.

8 terribles gladiadores romanos que conocer

Priscus y Verus

Aunque no se sabe mucho de estos gladiadores rivales, su lucha final está bien documentada. La lucha entre Priscus y Verus aconteció en el primer siglo antes de Cristo y fueron los primeros gladiadores que lucharon en el anfiteatro de Flavia.

loading...

8 gladiadores famosos

Tras luchar durante horas, los dos decidieron rendir sus espadas en símbolo del respeto que se tenían. El público les aplaudió con entusiasmo y el emperador Tito les premió con el rudis, una pequeña espada de madera que simbolizaba su libertad y su retiro.

Spiculus

Fue un renombrado gladiador del primer siglo antes de Cristo. Mantuvo una estrecha amistad con el emperador Nerón, quien le regaló varios palacios, esclavos y riquezas. Cuando Nerón fue derrocado en el año 68, pidió que buscase a Spiculus para que le quitase la vida. Al no aparecer, Nerón tuvo que suicidarse.

Marcus Attilius

Aunque era ciudadano romano de nacimiento, Attilius decidió entrar en la escuela de gladiadores para liberarse de la enormes deudas que había contraído a lo largo de su vida. En su primera lucha, Attlilius derrotó a Hilarius, un gladiador propiedad de Nerón e invicto en 13 combates seguidos.

loading...

8 gladiadores históricos

Después de esta victoria, Attlilius derrotó a otra de las grandes figuras, al gladiador Raecius Felix. Unos mosaicos y grafitis en los que aparece Attilius luchando fueron descubiertos en el año 2007.

Espartaco

Fue de lejos uno de los gladiadores de la historia y su historia quedó inmortalizada en la espléndida película “Espartaco” de Stanley Kubrick. Espartaco era un soldado tracio que había sido capturado y vendido como esclavo. Admirado por su fuerza y potencia, Lentulus Batiatus de Capua le rescató con la intención de convertirlo en gladiador. Pero Espartaco no olvidaba su deseo de libertad, y así, en el año 73 antes de Cristo, convenció a 70 de sus compañeros gladiadores para rebelarse contra Batiatus.

loading...

8 gladiadores romanos

Como resultado de la revuelta, Batiatus resultó asesinado y los gladiadores escaparon a las proximidades del Monte Vesubio. Al grupo se fueron sumando muchos otros esclavos. En el invierno del año 72 los gladiadores entrenaron a los esclavos para luchar en la conocida como Tercera Guerra Servil. En el año 71, Marcus Licinius Crassus fue con 50.000 soldados romanos para capturar a Espartaco, quien fue atrapado y ajusticiado. 6.000 de sus seguidores fueron capturados y crucificados.

Crixus

Crixus fue un gladiador galo que luchó en una de las rebeliones de esclavos, combatiendo contra los ejércitos enviados por el Senado romano. Tras escapar varias veces, las legiones romanas terminaron con Crixius y su rebelión.

Flamma

Flamma fue un esclavo sirio que ganó 21 combates de los 34 en los que tomó parte. 9 veces empató y sólo fue derrotado en cuatro ocasiones.

loading...

Mosaico gladiadores en Mérida

Además, Flamma recibió cuatro veces el rudis, un honor que le liberaba de la esclavitud para poder vivir entre los ciudadanos romanos, pero renunció para poder seguir luchando.

Commodus

Cómo olvidar la ira y el odio en la mirada del Commodus interpretado por Joaquin Phoenix en “Gladiator”, la exitosa película de Ridley Scott. Commodus fue un emperador al que le encantaba ver luchas de gladiadores y participar en ellas, aunque él salía a la arena a luchar con gladiadores armados con espadas de madera y, claro, a los que previamente habían herido animales salvajes. Su cobardía y su narcisismo le hicieron muy impopular y fue asesinado en el año 192.

Te puede interesar leer también “1000 maneras de morir” en el Imperio Romano.