¿Cansado de quedarte a cada momento sin poder llamar porque el teléfono se queda sin carga? ¿Harto de tener que reemplazar la batería después de un limitado número de recargas? En las siguientes líneas, que no te quitarán tanto tiempo como esos infomerciales eternos que pasan por la televisión, te enterarás de una innovación que podría dar al traste con el negocio de las baterías reemplazables, y no sólo en los teléfonos. ¡LEE YA!

Crea accidentalmente una batería ETERNA y ¡ojalá se hagan más!

Una estudiante de doctorado en la Universidad de California e Irvine (UCI), Mya Le Thai, acaba de desarrollar una batería que podría revolucionar este renglón de la tecnología de un modo extraordinario, al convertir una pieza que debe reemplazarse periódicamente en una parte prácticamente permanente de cualquier equipo que actualmente requiera su uso. En pocas palabras: Mya desarrolló una batería de litio con nanocables que podría recargarse cientos de miles de veces, lo que la haría virtualmente una batería eterna.

Crea accidentalmente una batería eterna y ¡ojalá se hagan más!

Mya mostrando su batería eterna

La nanotecnología –el diseño de equipos y herramientas a nivel de átomos y moléculas– ya se estaba utilizando en el diseño de baterías duraderas, en forma de nanocables que permitían acumular y conservar una carga mayor de electricidad, pero éstos tendían a romperse y quedar inutilizados después de un número relativamente limitado de recargas (entre 5.000 y 7.000 ciclos).

Según la publicación American Chemical Society’s Energy Letters, Mya Le Thai diseñó una pila recubriendo nanocables de oro y dióxido de manganeso con un gel de plexiglás que mantiene la propiedad de los nanocables y evita que se fracturen al recargarse. De esta manera consiguió una batería que soportó más de 200.000 recargas. Una batería eterna.

loading...

Según Reginald Penner, director del departamento de química de la UCI, se trataría de un caso de serendipia (un descubrimiento accidental), pues Mya estaba jugando cuando aplicó el gel y puso los nanocables a prueba, y se dio cuenta de que éstos soportaban un número indefinido de recargas sin dañarse.

Mya Le Thai explica:

“Esta investigación demuestra que un electrodo de batería a base de nanocables puede tener una larga vida útil y que puede hacer este tipo de baterías una realidad”.

Las aplicaciones de este invento de la estudiante tailandesa abren nuevos espacios en el mundo de la telefonía y los ordenadores, en los vehículos de todo tipo, desde automóviles hasta aviones, y en el desarrollo de naves espaciales. ¿No es increíble todo lo que puede haber detrás de una batería? Y para que veas la importancia de que sea eterna, lee Nacidos para caducar: la obsolescencia programada.

Imágenes: Wikipedia