Probablemente ya lo has olvidado, porque no son recuerdos que alguien quiera conservar de su niñez, esos dolores abdominales que te doblaban en la cama de tu cuarto y que a veces tus padres no creían, pues pensaban que querías evitar ir a la escuela. Eran dolores de una intensidad y duración, a veces varias horas, que por suerte no volviste a sentir al llegar a la juventud y que hoy en día comienzan a ser conocidos como migraña abdominal.

¿Sabías que existe la Migraña Abdominal?

¿Habías escuchado hablar antes de la migraña abdominal? Probablemente no, pero no debes sentirte culpable por ello, pues se trata de un término de uso reciente que no goza completamente de la aprobación del gremio médico. En sentido estricto, una migraña es un fuerte y prolongado dolor de cabeza, que puede ser total o parcial y que inutiliza casi por completo a la persona afectada; pero algunos médicos, especialmente los pediatras, consideran que el término podría ampliarse de la afección neurológica a otros dolores que presentan síntomas similares, especialmente en la infancia.

Visto desde ese ángulo, una migraña abdominal vendría a ser un dolor intenso en el área aledaña al ombligo con una duración que podría ser de una hora a varios días. Como en las migrañas “de cabeza”, estos dolores pueden ir acompañados por calambres, vómitos y náuseas.

El doctor Ishaq Abu-Arafeh, especialista en cefalea infantil y médico pediatra del Hospital Royal Forth Valley en Lambert, Escocia, es partidario de esta visión:

“Probablemente es mejor mirar a la migraña como síndrome más que como un tipo de dolor de cabeza, y el síndrome de la migraña en la infancia puede tener diferentes presentaciones en distintos grupos de edad”.

Abu-Arafeh opina que es posible detectar a los niños que van a sufrir de migraña abdominal desde la infancia, pues ya entonces comienzan a presentar cólicos frecuentes, mareos y vómitos.

No sabemos si vas a creer esto, pero hay una Asociación Americana del Dolor de Cabeza y la Migraña, y su presidente y cofundador, Teri Robert, ha declarado que las migrañas abdominales suelen presentarse entre los cinco y los diez años de edad; estos dolores pueden afectar hasta un 15% de la población infantil y son más comunes si alguno de los padres también los sufrió en su infancia.

loading...

Aunque no se sabe con certeza cuáles pueden ser las causas de la migraña abdominal, varios estudios apuntan a los siguientes sospechosos: estrés emocional, cansancio, mareo causado por movimientos intensos, alimentos con glutamato monosódico o nitritos, el chocolate y otros alimentos.

Este dolor puede presentarse con menor frecuencia en adolescentes y adultos, y en esos casos puede tratarse con calmantes fuertes, que serían contraindicados para los niños, para los que cada madre del mundo tiene algún tratamiento particular, que va desde el uso de aspirinas hasta infusiones de anís estrellado, casi siempre acompañados con alguna clase de regaño cariñoso, al estilo de: “Te dije que no debías comer tanto chocolate”.

¿Querrías comentar con nosotros qué remedios usaba tu madre cuando tenías esos dolores de barriga? Y de paso lees Progeria, la extraña enfermedad que convierte a niños en ancianos.

Imágenes: Wikipedia, anthony kelly