La mayoría de nosotros hemos tenido que hacernos alguna analítica en nuestra vida. Hemos oído con fastidio la recomendación de “sobre todo venga usted en ayunas“. Incluso hemos aguantado a algún listillo diciendo que no es necesario. Ante la duda hemos investigado: ¿De verdad es necesario hacernos los análisis en ayunas? Y hemos descubierto que en casi todos los casos la respuesta es afirmativa y que hay más de una razón.

¿De verdad es necesario hacernos los análisis en ayunas?

El primer motivo por el que hemos de hacernos los análisis en ayunas es puramente fisiológico. Varios parámetros importantes cambian si se han ingerido alimentos y esto alterará el resultado de la analítica. Los que se ven más afectados si se ha comido o bebido algo son la glucosa, las transaminasas, el colesterol o la calcitonina. La glucosa y los lípidos son los que más varían si no se ha guardado el ayuno de 8 horas recomendado.

loading...

El segundo motivo es más mecánico y concierne a los aparatos con los que se analiza la sangre. Al parecer, las muestras tomadas a personas que no están en ayunas están turbias. Esto ocurre debido a unas sustancias que circulan por la sangre cuando se han ingerido alimentos y enturbian la muestra. Las máquinas analizadoras cada día son más sofisticadas y suelen detectar este tipo de problema, pero cuanto más limpia esté la muestra más fiable será el resultado. Además los parámetros que se marcan en las analíticas como patrón de normalidad están tomados en sangre limpia, es decir, en ayunas.

¿De verdad es necesario hacernos los análisis en ayunas?

Sí que existen cuestiones para las que se analiza la sangre y a las que no afecta en absoluto el hecho de estar o no en ayunas. Es el caso, por ejemplo, del grupo sanguíneo o de los anticuerpos de enfermedades de tipo infeccioso, eso sí, la sangre tomada en ayunas siempre estará más limpia.

¿De verdad es necesario hacernos los análisis en ayunas?

Por lo que respecta a los análisis de orina, el hecho de estar o no en ayunas no afecta en absoluto al resultado. Es importante que sea la primera orina de la mañana porque en ella se concentran los deshechos de los riñones que se han ido acumulando durante toda la noche y en esta alta concentración es más fácil detectar cualquier problema. El que se haga descartar el primer chorro de orina es para que la muestra no contenga bacterias que es fácil que estén en el tracto urinario. Con este primer chorro se limpian los conductos.

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras saber si: ¿Estás siendo “demasiado limpio” para tu salud?