¿Te has parado a pensar lo que puedes estar comunicando cuando te pones un jersey rojo? ¡Te lo contamos!

¿Qué dice de ti el color de tu ropa?

El color de tu ropa puede decir mucho acerca de tu personalidad y estado de ánimo ya que los colores siempre nos transmiten sentimientos y emociones.

Por ejemplo, el rojo está asociado con el romance debido a que es un tono que incrementa la excitación de los hombres, tal y como revelaron un grupo de psicólogos de la Universidad de Rochester.

Por su parte, el azul fomenta la tranquilidad y la comodidad, haciendo que las personas que están a nuestro alrededor se sientan más a gusto, por lo que es el color más recomendado en caso de que tengamos una entrevista de trabajo. Suelen llevarlo las personas que prefieren mantenerse lejos de los conflictos, en paz.

El clásico negro, que nunca falla en el mundo de la moda, transmite autoridad de acuerdo con diversos estudios que han demostrado que al vestir con este color conseguimos que las personas nos perciban como alguien competente y con poder. Algo parecido ocurre con el blanco vinculado con la eficiencia y la justicia.

loading...

El verde es el color de la paz y de la alegría, aquel que simplemente nos pone de buen humor cuando lo vemos y más aún si lo vestimos.

Para llamar a las musas, la mejor opción es el morado, el color por excelencia de la creatividad, y si vamos a ir una fiesta, el naranja nos será de gran ayuda porque representa la diversión y el entusiasmo.

Asimismo, el dorado es el color del lujo e implica cierta superioridad, mientras que el rosa es el tono de la dulzura, de ahí que la mayoría de niñas se vistan con esta gama.

Pero, además de los colores, el tipo de prendas que almacenamos en nuestro armario también puede hablar mucho de nuestra personalidad.

El tipo de prensas que vestimos habla sobre nuestra personalidad

En este sentido, según Tracy DiNunzio CEO de Tradesy, las personas que tienen su armario lleno de ropa de marca, con su logotipo a la vista, pueden estar tratando de ocultar su verdadera identidad al ponerse el nombre de otra persona sobre su cuerpo.

“Es realmente una forma de esconderse. Si te cubres a ti mismo con logotipos y símbolos de otros conceptos distintos, estás evitando tener que formar tu propia identidad” – señala.

Por otro lado, la gente que posee un guardarropa repleto de prendas por estrenar muestran que no se aferran al pasado, todo lo contrario que las personas que colecciona indumentarias muy parecidas ya que esto simboliza miedo al cambio.

“Una mujer que tiene un armario lleno de un montón de ropa idéntica, es decir el mismo estilo de suéter en diez colores distintos, o que sólo emplea pantalones negros con camisas blancas, suele ser una persona con miedo al compromiso o a los cambios en el trabajo” sostiene.

¿A qué no sabías que tu armario podía decir tantas cosas de tu personalidad? Seguro que a partir de ahora miras a la ropa con otros ojos.

Y si te gusta el mundo de la moda, no te pierdas “10 trucos de las tiendas de ropa para que gastes más”.