Muchos de nosotros hemos sufrido dolor de muelas. Actualmente, una visita al dentista suele solucionar cualquier problema que tengamos, pero a mediados del siglo XIX la odontología estaba en ciernes y sus métodos eran muy rudimentarios. A pesar de esto, los dentistas de la época dejaron constancia de varios casos en los que se puede contestar afirmativamente a la pregunta ¿Puede explotar una muela? !Vamos a conocerlos!

¿Puede explotar una muela?

El primer caso documentado en que se vio explotar una muela ocurrió en Pensilvania el año 1817 y fue registrado por un dentista llamado Atkinson. Éste comento en “The Dental Cosmos“, una revista especializada de la época, que en su carrera se había encontrado con 3 casos en los que explotó una muela.  El primero fue el ya mencionado de 1817, el segundo en 1830 y el último que relató el odontólogo fue en 1855.

loading...

El paciente de 1817 era un clérigo que empezó a sufrir un terrible dolor en el canino derecho superior. El dolor era tan grande que le hacía prácticamente delirar, corriendo, emitiendo aullidos y sumergiendo su cabeza en agua helada para tratar de mitigarlo. No conseguía nada, todos los remedios resultaron inútiles. A la mañana siguiente a la visita del dentista, mientras el hombre caminaba arriba y abajo intentando rebajar el dolor, oyó un ruido seco dentro de su boca, como un disparo y el diente estalló. Se deshizo en muchos trocitos e inmediatamente el dolor remitió. El dentista no salía de su asombro pues no sabía que podía explotar una muela.

loading...

En el segundo caso la protagonista fue una mujer llamada Letitia, en esta ocasión también ocurrió lo mismo. Después de unos días de intenso dolor, la muela explotó y Letitia encontró un alivio inmediato. El tercero, otra mujer llamada Anna, es esencialmente igual, después del tremendo dolor, una explosión que deshace el diente y, sin causar mayores daños, una mejoría instantánea.

¿Puede explotar una muela?

Los casos de Atkinson no son los únicos, durante el siglo XIX y hasta 1920 se registraron varios casos. Entre otros en el British Dental Journal, en 1871, se habla  de un joven que como en los otros informes vio explotar una muela que le dolía hacía un tiempo, pero en este caso la explosión fue tan grande que el chico sufrió una conmoción cerebral.

Como no existen restos que puedan ser investigados en la actualidad, para saber porqué puede explotar una muela, se han barajado y descartado varias hipótesis. La que parece más acertada es que hasta finales del siglo XIX, cuando se rellenaba un agujero en una pieza dental, se probaba con diferentes materiales; esto incluía plata, estaño, hierro, plomo y otras variadas aleaciones. Quizá alguno de estos metales pudo causar una pequeña chispa y dado que es posible que no se rellenase bien el hueco y se formase hidrógeno en el interior, podría haber una pequeña explosión que destrozase la pieza, que ya estaría dañada. En realidad no se sabe cómo pudo explotar una muela, ya que sin un cuerpo que investigar no se puede saber si realmente estas personas se habían hecho rellenos con algún metal. Así pues, seguirá siendo un misterio.

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras averiguar si es posible vomitar un feto.