¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo, queremos recordarte con muchísima ilusión que tenemos un nuevo canal de Youtube que nos encantaría que visitaras y del que nos gustaría que formaras parte suscribiéndote, ¡puedes hacer clic aquí ->  YouTube Supercurioso!

Los videojuegos tienen mala fama, pero lo cierto es que diversos estudios demuestran lo contrario. ¡Te contamos ocho beneficios de los videojuegos!

1. Mejoran la visión

Aunque siempre nos han dicho que debemos alejarnos de la televisión para no dañar nuestra vista, los científicos han demostrado que con moderación los videojuegos pueden mejorar la visión. En un experimento después de diez semanas jugando, los participantes eran capaces de distinguir diferentes tonos de gris.

2. Fomentan el liderazgo

Muchos videojuegos se basan en un sistema de logros y recompensas que consigue impulsar el liderazgo en sus jugadores.

loading...

Estos usuarios son más propensos a sacrificarse para alcanzar sus metas profesionales y se adaptan fácilmente al ámbito laboral porque está basado en este mismo sistema.

3. Previene el envejecimiento

Gracias a los juegos mentales que integran diversos elementos como la resolución de problemas o el entrenamiento de la memoria, los videojuegos son beneficiosos para prevenir el envejecimiento porque ayudan a mantener a la mente activa.

En un estudio, con tan sólo 10 horas de juego se demostró que los videojuegos producían un aumento considerable de la función cognitiva en los participantes mayores de 50 años.

4. Alivian el dolor

Los videojuegos tienen un efecto analgésico al hacer que nos distraigamos y prestemos atención a otra cosa y no al dolor físico o emocional que estamos sintiendo en ese momento.

5. Ayudan a tomar decisiones rápidas

La velocidad es un factor clave para conseguir superar un videojuego, en el que debemos reaccionar rápidamente para evitar perder.

loading...

De acuerdo con una investigación, los jugadores de videojuegos eran un 25 por ciento más rápidos en reaccionar a las preguntas sobre una imagen que acababan de ver que los no jugadores.

6. Mejoran las habilidades de los cirujanos

Como lo lees, en un estudio descubrieron que las personas que jugaban durante más de tres horas por semana obtenían un 32 por ciento menos de errores durante los procedimientos de práctica de cirugías, en comparación con aquellos que no jugaban. Sorprendente, ¿no?

7. Contribuyen a superar la dislexia

Los disléxicos que son aficionados a los videojuegos logran mejorar su comprensión de lectura debido a que estos juegos precisan de una constante atención.

8. Reducen el estrés

Aunque depende del juego, porque si pierdes mucho puede que acabes más estresado, lo cierto es que una investigación reveló a través de seguimientos a los jugadores, que éstos reducían su respuesta de adrenalina en más del 50 por ciento.

No sé a vosotros, pero a mí me han dado unas ganas terribles de ponerme a jugar con los videojuegos.

Y si te ha gustado este post, no te pierdas: “La leyenda de Polybius, el videojuego maldito“.