¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo, queremos recordarte con muchísima ilusión que tenemos un nuevo canal de Youtube que nos encantaría que visitaras y del que nos gustaría que formaras parte suscribiéndote, ¡puedes hacer clic aquí ->  YouTube Supercurioso!

Historias de piratas hay muchas. Grandes relatos históricos que dan argumento a muchas películas, a numerosas novelas y alguna que otra leyenda que va a medio camino entre el mito y la realidad. ¿Es verdad, por ejemplo, que barba negra ponía pequeñas mechas en su barba para causar mayor espanto a sus enemigos?

Lo desconocemos, porque la mayoría de estas historias tienen sin duda un halo dorado de fantasía que las hacen más fascinantes. Ahora bien, entre todo el legado de piratería que tenemos registrado, hay historias comunes y corrientes que también vale la pena conocer. La del pirata Peter Love, por ejemplo, es una de las que siempre pasan desapercibidas, pero que encierran en realidad mucha carga afectiva que seguro te gustará descubrir.

Esta, es una historia de amistad y traición ambientada en las costas escocesas de las Hébridas. ¿Nos acompañas?

La historia del pirata Peter Love y el Príamo

Cada capitán, al igual que cada pirata que se precie, tiene su propia nave. Ese barco que siempre suelen robar en un principio acaba siendo su hogar, su tierra y su fiel compañera, ésa que es ansiada por otros y que uno defiende a sangre y espada. El barco de Peter Love era el Príamo.

loading...

Ahora bien, toda buena historia debe empezarse por el principio. Así pues, es posible que te preguntes quién era ese tal Peter Love. La verdad es que los historiadores no han podido conocer cuál era su origen, o cómo era su vida antes de darse por completo a la piratería. Se sabe que nació a finales del siglo XVI en Sussex, Inglaterra, y que las autoridades empezaron a saber de él cuando apareció por primera vez en las costas de Irlanda con un barco imponente para saquear una nave holandesa.

Era el Príamo, y ya en aquella primera incursión logró hacerse con un botín espectacular que consistía en canela, jengibre, pimienta, azúcar, numerosas pieles indias, cofres con piedras preciosas, mosquetes y 29 piezas de plata. La piratería en Escocia era muy común, y existía como puedes imaginar mucha competencia. De ahí, que necesitaran puertos seguros desde donde poder dar salida a todos los botines.

Peter Love contaba con un gran apoyo. Con un confidente, amigo y enlace: Neil MacLeod. Este hombre disponía de un gran poder en las costas de las Hébridas. Pertenecía al clan de los MacLeod, en Lewis, y además de dar apoyo a Peter Love y al Príamo, luchaba también contra los británicos que deseaban invadir esa parte tan occidental de las costas escocesas.

loading...

Ese enfrentamiento no era fácil, y Lewis era continuamente asaltada tanto por otros clanes como por los ingleses. Ya en el siglo XVII, MacLeod y sus hombres se vieron obligados a refugiarse en una pequeña isla de Bearasaigh, donde era común que anclara el Príamo y los piratas de Peter Love. Su amistad era férrea y llegaron a hacer buenos negocios con el control de esa zona, sobre todo porque era una ruta de paso para el comercio holandés.

Se dice incluso que Peter Love estuvo a punto de casarse con una sobrina del propio MacLeod, pero los tiempos de bonanza y armonía acabaron entre ellos. Neil MacLeod traicionó de forma cruel a su compañero, y para ello, organizó una fiesta con la cual, tomar por sorpresa el Príamo, matar a los otros piratas y entregar a las autoridades británicas a Peter Love.

¿Y por qué lo hizo? Te preguntarás. Por sus tierras, por mantener bajo dominio escocés esas tierras que pertencían a su clan, y para ello no dudó en entregar a su propio amigo. Peter Love fue juzgado en Edimburgo el 08 de diciembre de 1610, para más tarde, ser condenado a la horca en las playas de Leith, ahí donde su cuerpo quedó expuesto durante meses para “avisar” al resto de piratas de las consecuencias por sus acciones.

loading...

¿Y le sirvió de algo esta cruel traición a Macleod? En absoluto, solo unos pocos meses después lo capturaron a él por hacer negocios con piratas. A pesar de esperar el perdón de rey dado que su linaje era de origen noble, no obtuvo clemencia alguna. Fue colgado en 1613, y su familia, desterrada. 

Como ves, una historia sencilla, curiosa pero que sin duda merece la pena también ser incluida en nuestro espacio. Y recuerda, si te ha gustado este artículo, conoce también a las mujeres pirata que aterrorizaban los mares. 

Imagen: Richard KellettJon CooperTim Parkin